• 25 noviembre, 2020 22:17

Nota de Jurisprudencia. FUERZA MAYOR. Las penas convencionales no proceden.

porDADO

Abr 22, 2020

PENA CONVENCIONAL. CONDENA IMPROCEDENTE EN CASO DE FUERZA MAYOR.


Presentación.

La fuerza mayor es una institución civilista, nacida en la doctrina y códigos del derecho común. El código civil sigue siendo fuente de interpretación como norma omnisupletoria.

La interpretación jurisprudencial sin duda, ha de ser faro orientador para llevar esa importante figura al campo administrativo, fiscal, bancario y desde luego, a los sectores de regulación especializada.

En la serie Notas de Jurisprudencia estaremos compartiendo criterios que existen en los precedentes judiciales, al menos para visualizar los dilemas que han de enfrentarse en potenciales litigios.

Los bancos, por ejemplo , no han aceptado aún su deber de considerar la Causa de Fuerza Mayor, declarada en el Diario Oficial, como razón para no aplicar recargos, moras y penas, de forma generalizada.

¿Serán estos criterios aplicables?

¿Al menos, inspiradores de nuevas soluciones?


Tesis de Jurisprudencia

No podrá hacerse efectiva la pena cuando el obligado a ella no haya podido cumplir el contrato por hecho del acreedor, caso fortuito o fuerza insuperable.

En los contratos civiles cada una de las partes se obliga en la forma y términos que aparezca que quiso obligarse, con plena libertad para hacerlo, siempre y cuando no se contravengan disposiciones legales ni se afecte el interés público.

Las partes pueden pactar en su contrato todas aquellas cláusulas que crean convenientes, entre las que se encuentra la cláusula penal, que consiste en la cuantificación anticipada de los daños y perjuicios que pudieran causarse por el incumplimiento contractual.

Sin embargo, no siempre el incumplimiento de las obligaciones convenidas trae como consecuencia el pago de daños y perjuicios o el pago de la pena convencional, pues existen ocasiones en que la inobservancia de una obligación no puede ser atribuible al deudor, como cuando existe un obstáculo proveniente de la naturaleza o del hombre, que le imposibilita física o jurídicamente cumplir cabalmente, de modo que el fenómeno de la naturaleza, hecho social grave o acto de autoridad pública irresistible, por inimpugnable, incide en el objeto principal de la obligación contraída.

En ese sentido, la causa que le puede eximir al deudor del cumplimiento de su obligación y por ende, de la pena convencional, debe reunir las siguientes características: ser exterior, esto es, tener una causa ajena a la voluntad del obligado; insuperable o irresistible, que el obstáculo sea inevitable; imprevisible antes de contratar, porque si una diligencia ordinaria resulta previsible, sí se produciría el incumplimiento de la obligación, porque contrató con el riesgo respectivo, y que impida de forma absoluta el cumplimiento de la obligación.

Por tanto, no procede la condena al pago de la pena convencional, al actualizarse uno de los supuestos previstos en el artículo 1847 del Código Civil para el Distrito Federal, lo que se justifica porque nadie está obligado a lo imposible.

TERCER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA CIVIL DEL PRIMER CIRCUITO.

Amparo directo 295/2006. Patricia Ponce Meléndez. 24 de agosto de 2006. Unanimidad de votos. Ponente: Neófito López Ramos. Secretaria: Lizette Arroyo Delgadillo.


PENA CONVENCIONAL. CONDENA IMPROCEDENTE EN CASO DE FUERZA MAYOR.

Época: Novena Época
Registro: 173722
Instancia: Tribunales Colegiados de Circuito
Tipo de Tesis: Aislada
Fuente: Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta
Tomo XXIV, Diciembre de 2006
Materia(s): Civil
Tesis: I.3o.C.567 C
Página: 1378