• 19 septiembre, 2020 07:23

La Regulación del Turismo en el marco del COVID -19

porADN

May 31, 2020 , ,

Rosario Elena Graham Zapata
junio 1° 2020


Indice


Introducción

La Pandemia ha impactado en todas las actividades humanas y los países han venido reaccionando y atendiéndola desde el primer momento a partir de un principio básico, el cuidado de la salud y la vida humana. Todas las acciones se han supeditado a las definiciones que sobre el tema han emitido las autoridades sanitarias, desde las recomendaciones y determinaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), de otras organizaciones dependiente del Sistema de las Naciones Unidas, de los organismos financieros y de los países a partir de sus autoridades nacionales y locales, y en derivado todo el resto de la actividad económica, social, política y de convivencia.

Un asunto central en el marco de todas las nuevas reglas que han sido publicadas, es el equilibrio en términos de la aplicación de los derechos humanos, y demás disposiciones de orden constitucional que circunscriben la actuación y el ejercicio de la gestión pública. Dentro de este escenario las regulaciones han sido generales para toda las industrias y actividades económicas, sin embargo, hay sectores que como hemos visto y señalado en otros artículos han sido mayormente impactados por el COVID-19, como lo es el Turismo.

Si bien no han sido publicadas disposiciones obligatorias concretas para el turismo, le son aplicables el resto de las normas dispuestas; en estos días se han emitido algunos mecanismos o protocolos para la reapertura y reactivación de esta actividad, algunas entidades federativas han avanzado como Quintana Roo, en publicar un esquema de certificación para la prevención y protección del turista y sus empresas. Este tipo de certificación considera e incorpora las reglas que han desarrollado organismos especializados como la Organización Mundial de Turismo (OMS) y otras del sector privado, como el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC, por sus siglas en inglés) que buscan alinear los esfuerzos de la industria para que todos los protocolos sean iguales en todo el mundo, a fin de coadyuvar a recuperar la confianza del viajero en la movilidad y el desplazamiento, en los tiempos que determinen las autoridades sanitarias.

Sin embargo, observamos que todo este universo de acciones permite determinar la necesidad de abordar una reforma incluso de orden constitucional, además de las legales y reglamentarias para el Turismo, misma que debe ser integrada bajo el principio de que el sector deberá cambiar en sus esquemas de gestión e incorporar el tema de salud en su operación cotidiana, por otro lado, nos parece qué, con base en este eje conductor las medidas de orden regulativo deberán retomarse para los próximos meses.

Podemos clasificar por paquetes las medidas de reforma propuestas, desde las de 1.Orden constitucional, 2.Fiscal, financiero y económicas, 3.Para el desarrollo sostenible, 4.Para la seguridad sanitaria y 5.De promoción, entre otras, pero sin duda lo que sí es un hecho es que si no se promueve un contenido de modificaciones legales y reglamentarias, se perderá la oportunidad de darle al turismo una nueva conformación y con una nueva perspectiva como resultado de los efectos del fenómeno de la pandemia que nos ha hecho reorientar y reconsiderar las estrategias sobre las cuales veníamos trabajando.

Desde una reforma a la Ley General de Turismo (2009) y su Reglamento, la Ley General de Salud (1984), la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal (1976), una revisión del alcance y contenido de las normas oficiales mexicanas turísticas, hasta el catálogo de sellos, distintivos y el propio Sistema Nacional de Certificación que contempla el ordenamiento federal de la actividad, y reconocer la estructura de esquema coordinado que la actividad tiene en términos de lo dispuesto por el artículo 73 fracción XXIX-K constitucional, que implicará la adecuación en su caso de las normas estatales, e incluso municipales para efectos de integrar nuevas reglas de operación para garantizar mínimos necesarios para proteger la salud de todos.

1. Contexto

La expansión del coronavirus fue declarada como pandemia por la Organización Mundial de la Salud (OMS) el pasado 11 de marzo[1], desde las primeras semanas se manifestó la preocupación acerca del efecto que esta enfermedad traería a las economías de todo el mundo y como, a su vez, ese impacto modificará la convivencia social y la manera en cómo la movilidad en todos sus sentidos requerirá de nuevas reglas, por lo menos en tanto se cuente con una vacuna que pueda combatirla o bien medicamentos que sirvan para su tratamiento.

Se ha dicho también que uno de los sectores mayormente afectado será sin duda el turismo, actividad altamente sensible a cualquier cambio en el comportamiento de los mercados y de los consumidores.  En este sentido, el sector, actividad o industria según la categoría que se le quiera adscribir será otra después de la aparición del COVID-19, no solo por lo que implica en términos de su reactivación y recuperación en el corto, mediano y largo plazo, sino también porque muchas de las ecuaciones que sustentan su desarrollo habrán cambiado.

La regulación no debe quedar ni puede quedar excluida de estos cambios, al contrario, debe estar presente para que permita que México siga siendo un destino con capacidad para brindar servicios seguros y confiables, con normas que le den flexibilidad en las etapas que están considerando una nueva visión de lo que el turismo debe ser, visión que se ha venido planteando en diversos foros y documentos de los organismos internacionales privados y públicos que analizan este fenómeno.

Mar Caribe

En México, las unidades económicas de hasta 10 empleados representan más del 95% (Inegi, Censos Económicos 2019),, emplean[2] cerca de 14 millones de personas y dan sustento a más de 40 millones, en el turismo este esquema se reproduce siendo que más del 90% de las empresas del sector se encuentran en el rango de las mipymes; el sector de servicios que contempla a establecimientos de hospedaje, alimentos y bebidas, espectáculos, centros nocturnos, y algunos otros como salones de belleza representan el 60% de este gran total, lo que nos habla de la importancia de este renglón para la actividad.

Las cifras macroeconómicas más allá que reflejan la situación de un país son determinantes para la promoción de la inversión, para la estabilidad de los mercados, para la confianza de los recursos y por tanto los datos y resultados que estas reflejan del país son fundamentales para dar equilibrio y coadyuvar al relanzamiento de la economía nacional en todos sus rubros. Tanto Moody’s, S&P Global, como Fitch Ratings han emitido informes sobre el comportamiento de las finanzas nacionales, todas estas calificadoras han determinado números a la baja y en esto han sido consistentes. Si consideramos el consumo privado en servicios según datos del INEGI, y se observa las crisis de los últimos 30 años, aún y sabedores que ésta es, sin duda, la peor crisis desde la gran depresión del 29, por su carácter global, integral y por tanto devastador-, el uso de servicios en hoteles y restaurantes por la crisis financiera de 1995 tuvo una caída del -12.8%, en 2001 con motivo de los acontecimientos terroristas en Nueva York la cifra fue de -2.6% , y para 2009 derivado del H1N1, el decrecimiento registró un -10%.

La pandemia ha provocado que los mercados de los principales destinos turísticos entraran simultáneamente en una etapa crítica. A estas alturas aún no es posible contabilizar las pérdidas económicas, laborales y sociales, pero sabemos que la industria del turismo –que genera más de 319 millones de empleos en el mundo– se ha visto afectada en toda su cadena de valor. Esta cadena se interrelaciona con otros cientos de cadenas productivas, por lo que los daños en el sector turismo impactan a su vez aspectos sociales, culturales y ambientales. Nos encontramos frente a pérdidas en el sector que serán mayores a las sufridas en el 2001 y en el 2009. Para el turismo, esta es una crisis sin precedentes.

Además de hacer llamados para formular soluciones conjuntas para el sector, algunas organizaciones internacionales han estimado afectaciones y analizado proyecciones a futuro. La IATA (Asociación Internacional de Transporte)[3] ha sufrido 4.5 millones de cancelaciones de vuelos (hasta junio 30) y estima pérdidas por 314 mil millones de dólares; la Organización Mundial del Turismo (OMT) calcula la pérdida entre 910,000 millones y 1.2 billones de dólares de los EEUU en ingresos por exportaciones del turismo. Por otro lado, el Consejo Mundial del Viaje y el Turismo (WTTC) anticipó desde el 6 de abril que el sector tendrá que enfrentarse a la pérdida de más de 100 millones de empleos y a la disminución de 2.1 trillones de dólares en su aportación al Producto Interno Global, así mismo El Consejo Internacional de Aeropuertos incrementó 26% su estimación de pérdidas para la industria al prever una cifra de alrededor de los 97 mil millones de dólares.

Los subsectores del turismo se encuentran desarrollando manuales o criterios a fin de que al primer momento de la apertura se cuenten con las regulaciones básicas. Por citar un ejemplo, el sector del transporte aéreo está trabajando activamente para reiniciar operaciones; en regiones como Europa, la propia Comisión Europea convocó a una reunión el pasado 3 de mayo para establecer un protocolo a nivel europeo que recoja las directrices sanitarias y de seguridad en los vuelos y defina las pruebas recomendables para aplicarse tanto a los pasajeros de avión como incluso al transporte marítimo en el segmento de cruceros.

Un protocolo europeo se veía difícil porque hay países pactando bilateralmente, sin embargo, han avanzado negociaciones entre Italia, España, Alemania y Francia, considerando estar listos para el verano. Iberia, según el acuerdo del Gobierno español, ha anunciado el uso obligado de la mascarilla, que aplica a todos los transportes públicos; asimismo se refuerzan ya las medidas de limpieza con tratamiento especial de superficies, se señala que se deberá suprimir la venta a bordo, así como la entrega  de revistas, en vuelos de menos de 4 horas se elimina por completo comida, se retiran mantas y almohadas y en los vuelos largos, solo  materiales fungibles,[4] en los aeropuertos habrán mamparas en los mostradores y se prioriza el embarque por pasarelas, en adición a otras medidas. El 13 de mayo, la Comisión Europea envió un comunicado e iniciativas para el Parlamento Europeo, el Consejo, el Comité Económico y Social Europeo y el Comité de las Regiones sobre el turismo y el transporte en 2020 y en adelante, las cuales establecen “un marco coordinado para que toda Europa pueda disfrutar de una temporada turística relajada y por encima de todo, segura”. Incluyen un apartado relativo a ofrecer a los ciudadanos la capacidad, la confianza y la seguridad necesarias para volver a viajar. (CE)

En la situación actual, se señala el peligro de una “recesión negra” que transita desde los temas de salud, el más importante, donde la única alternativa por el momento, es realizar pruebas y más pruebas, además de las aplicación de medidas sanitarias (situación que en algunos países no se determina como necesario) hasta la definición de una serie de acciones vinculadas estrechamente con seguridad, educación, infraestructura focalizada y por supuesto como ha insistido el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Mundial (BM), la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) y otros organismos financieros, en la necesidad de contar con un Paquete Fiscal y Financiero agresivo que permita reorientar el gasto público y soportar a las empresas para sobrevivir los próximos meses.

El mundo se encuentra en estos momentos en el tránsito de la crisis de salud y la post-crisis, determinando como dar el paso hacia la reapertura de la economía, dónde poner los énfasis de las restricciones y cómo afrontar desde lo público, pero también desde lo privado dicho tránsito. Se mencionan Planes de Reapertura basados en dos factores clave: la salud y la economía, que permitan generar equilibrio entre el riesgo de la vida humana frente al riesgo y la importancia de que tal o cual actividad deba mantenerse con limitaciones en su operación.

Es imprescindible estudiar y considerar la experiencia global, hacer uso de los mecanismos de cooperación, revisar lo que se ha propuesto por parte de los Organismos Internacionales o algunas naciones que ya iniciaron esta etapa, como Alemania, España, Italia u otros en Latinoamérica. El retorno a lo que se ha identificado como la “nueva normalidad” deberá estar conducida en fases, la gradualidad jugará un rol central, porque el virus habrá que insistir estará entre nosotros y por tanto prever planes con fechas, condiciones generales de operación y plazos será muy importante, LA REALIDAD A PARTIR DE LA APARICION DE ESTA CRISIS HABRÁ MODIFICADO DE FONDO LA MANERA DE HACER NUESTRAS ACTIVIDADES.[5]

Asimismo, en las distintas etapas de apertura gradual, de reactivación y las primeras fases de recuperación deberíamos, -por definir algún orden, considerar con perspectiva general, lo siguiente:

I. SALUD. La contención, tratamiento, atención de la enfermedad, en términos de capital humano y de infraestructura instalada (camas, insumos, ventiladores, atención en urgencia y terapia intensiva, así como equipo para efectuar pruebas de diagnóstico), nuevos contagios, identificación de posibles portadores y realización de pruebas.

II. SEGURIDAD. Contar con todos los Protocolos que sean necesarios -para la actividad turística son prioritarios- y muchos ya se están desarrollando, mecanismos de información diaria, cotidiana y actualizada, compartición de bases de datos con el Sistema Nacional de Salud, que incorpore:

  1. Reglas mínimas para operar, por encima de lo dispuesto por la normativa vigente, internalizando, al menos para Turismo: la protección al prestador de servicios, al turista y disposiciones para las instalaciones donde se prestan los servicios, o,
  2. Apertura en lugares o destinos donde la pandemia tenga menos presencia o en esta primera etapa la haya superado, esquema de focalización regional y medición demográfica (edad, expediente médico, tipo de actividad a realizar).

 III. ECONOMIA. Adaptar el Semáforo Epidemiológico Diario a las actividades esenciales y no esenciales o prioritarias, así como establecer esquemas de operación alternativos en días en horarios, así como:

  1. Modelo de trabajo desde casa-teletrabajo, (Home Office)
  2. Modelo de días en oficina días en casa.
  3. Esquema horarios alternados o compartidos.

IV. EDUCACION. Considerando el número de niños o adolescentes que tiene México, habrá de darse la apertura atendiendo a mecanismos alternos que permitan mitigar los riesgos como educación vía internet, o bien asistencia de dos o tres días con modelos de actividades en casa y modelos alternos para aquellos casos en donde no hay conectividad El Banco Interamericano de Desarrollo (mayo 2020) elaboró las “Estrategias de Reapertura de Escuelas durante Covid-19”, las cuales se integran conforme a cuatro criterios.

En todas las etapas, las Tecnologías de la Información y las redes sociales serán indispensables para apoyar las nuevas formas de comunicación y convivencia social, para mantener la sana distancia.

 2. Algunas Reglas que marcarán las nuevas formas de viajar.

España al igual que los demás países de la Unión Europea como ya se comentaba cuentan ya con borradores de Protocolos (insertos con más de una centena de nuevas reglas operativas o regulaciones), en el caso de este País se encuentra en proceso de validación por los ministerios correspondientes y se conocen algunas de las reglas que entrarán en vigor, y que consideran entre otros aspectos tanto la transportación, como los servicios turísticos, los comercios en lo general, tan solo para el tema de turismo, el Instituto de calidad Español desarrolló 21 protocolos que habrán de ser aplicados de manera obligatoria para quienes puedan reiniciar actividades.

En el caso del sector aéreo como ya anotábamos se han dispuesto reglas como que ningún acompañante podrá acudir al Aeropuerto, se deberá registrar el equipaje de mano, además de que los nuevos criterios implican la reducción de capacidad de los vuelos, la distancia mínima de 1 a 2 metros, así como limitar el uso de asientos de espera, también se restringirá el uso de transporte dentro de las terminales, todo ello además de las medidas generales que serán aplicables en todos los demás sectores de la industria turística; todas estas medidas serán recogidas por la Agencia Europea de Seguridad Aérea que tomará esos acuerdos para una normativa única, que se espera pueda concretarse en junio. Habrá que decir que estos protocolos contemplan su aplicación en una primera fase pero se estarán actualizando constantemente de acuerdo con la información que al efecto vaya emitiendo la OMS[6] y las distintas agencias, porque al igual que para el transporte aérea las otras actividades del sector se encuentra también revisando como generar los protocolos obligatorios o voluntarios de ser el caso para el regreso a actividades, como lo que desarrolla la Organización Marítima Internacional, entre otras.

Por un lado, un tema que sin duda será fundamental y del cual los Ministerios de Interior y la propia Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), además de otras agencias de seguridad, se encuentra estudiando corresponde al control de ingreso y salida vía el pasaporte, para minimizar el contacto personal con la autoridad y el uso de la huella dactilar, tema que en los últimos 10 años se convirtió en un factor de control sustancial como respuesta al tema de la seguridad física, del terrorismo y del crimen transnacional, lo cual también tendrá que revisarse y en su caso modificarse.

En este escenario el Consejo de Viajes y Turismo, presentó el pasado 12 de mayo algunos de los protocolos globales para la nueva normalidad:

  1. Destinos de compras al aire libre/Establecimientos al por menor[7]
  2. Hospitalidad.

El Consejo destaca la importancia de que en el sector se logre una coordinación entre los organismos internacionales, los gobiernos, el sector privado y expertos en salud para garantizar una recuperación rápida y efectiva una vez que la crisis se haya estabilizado. Un medio para lograrlo, es el desarrollo de planes de acción, protocolos y directrices operacionales y sanitarias que apoyen la recuperación del sector y para garantizar que las personas estén y se sientan seguras.

Insiste en la importancia de tener reglas y/o estándares comunes para que los viajes futuros sean seguros y brinden una experiencia auténtica y significativa para el turista y a su vez, contribuir a la seguridad de la fuerza de trabajo del sector y a un crecimiento económico sustentable, como “el sector que cambia hacia una nueva normalidad.”

Los objetivos globales planteados son:

  1. “Hacer que el sector lidere la definición de las mejores prácticas de la industria a medida que Viajes y Turismo se mueve de la gestión de la crisis de la recuperación a la recuperación.
  2. Poner la seguridad, la salud de los viajeros y de la fuerza de trabajo de Viajes y Turismo en el centro del desarrollo de protocolos globales.”

El enfoque es:

  1. “Garantizar la coherencia a través de un enfoque coordinado, colaborativo y transparente, basada en evidencia médica, dentro del sector de Viajes y Turismo, así como con los gobiernos y las autoridades de salud.
  2. Poner la seguridad, la salud y la seguridad de los viajeros y de la fuerza de trabajo de Viajes y Turismo en el centro del desarrollo de protocolos globales.
  3. Compartir protocolos armonizados y consistentes que sean orientados a resultados, sencillos y prácticos en los destinos y países.
  4. Reconstruir confiar y confianza con los viajeros, a través de una comunicación y marketing efectivos; hacerles saber los protocolos instrumentados y las garantías disponibles para mantenerlos a salvo.
  5. Abogar por la instrumentación de políticas para el sector emitidas para apoyar la recuperación y la regeneración de la demanda.”

En el ámbito de la hospitalidad, la experiencia de la crisis genera mucha información, lo cual permite sumar ideas, hacer adaptaciones y mirar hacia el futuro. En la elaboración del protocolo, se incluyen las funciones relevantes, prestando mayor atención a la guía sobre salud, seguridad y distanciamiento físico que los viajeros necesitarán y esperarán. Se contemplan cuatro pilares:

  1. Preparación operativa y de personal.
  2. Garantizar una experiencia segura.
  3. Reconstrucción de la confianza
  4. Instrumentación de políticas habilitadas.

El WTTC señala que, para todo esto, se tomaron en cuenta las directrices de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos.

La Comisión Europea emitió el 13 de mayo de 2020, los siguientes documentos:

  • Orientaciones para la reanudación progresiva de los servicios turísticos y para los protocolos sanitarios en los establecimientos de hostería, el cual establece que “la salud y la seguridad de los clientes y los trabajadores es una prioridad clave.”
  • COVID-19: Directrices sobre el establecimiento progresivo de los servicios de transportes y la conectividad.
  • COVID-19 Por un enfoque gradual y coordinado de la restauración de la libertad de circulación y del levantamiento de los controles en las fronteras interiores

Como parte de las recomendaciones que hacemos los especialistas es que todas las prácticas hoteleras sigan la legislación nacional y local, mismas que deberán alinearse en lo aplicable a la última guía de las organizaciones de salud pública, incluida la Organización Mundial de la Salud.

Así mismo entran en vigencia otro tipo de medidas regulativas como las que ha fijado el gobierno de Chile instrumentando “el pasaporte sanitario COVID-19” para las personas que provienen del extranjero y circulan por el territorio nacional e ingresan a una aduana sanitaria por vía terrestre, aérea o marítima. Aplica a los viajeros regionales, a los viajeros provenientes del exterior, a los conductores de autobuses interurbanos y a los trabajadores de establecimientos de larga estadía. El pasaporte contempla una clasificación de riesgo: Rojo: no puede continuar su viaje; amarillo: puede continuar con su viaje, pero se recomienda la cuarentena y verde: puede continuar su viaje sin recomendaciones. La información del pasaporte sanitario sólo se podrá ver a través de un código QR. Para obtener este pasaporte, se debe presentar o enviar una “declaración jurada”.

Por otro lado, estas definiciones de nuevas reglas internacionales o regionales, deberán aterrizarse e internalizarse en el marco normativo nacional según el tema y a quien competa, pero sin duda impactara igualmente en diversos tratados y acuerdos de los que México es parte.

Estas  nuevas reglas deben emitirse contemplando el marco del respeto a los derechos humanos y deben buscar el balance entre medidas restrictivas y los derechos fundamentales al tránsito y la movilidad, ya la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos humanos emitió un documento denominado “Directrices esenciales para incorporar la perspectiva de los derechos humanos en la atención a la Pandemia por el COVID-19” que abarca los distintos aspectos que deben protegerse para garantizar la aplicación de los instrumentos internacionales en la materia, considerando, aspectos generales, migrantes, personas con discapacidad, el uso de la fuerza, minorías, género, personas privadas de su libertad, pueblos indígenas, defensoras de derechos humanos, la coexistencia de otros derechos previstos en los tratados y las legislaciones nacionales como el derecho básico a la salud, a la vivienda, a la vivienda, a un ambiente sano, mantener el compromiso asumido en la Agenda 2030 y lo que implica para las naciones, así como un apartado sobre los impactos económicos y la desigualdad, destacando la importancia del crecimiento económico, de la industria verde, de la atención de todos los sectores, todo en el marco de medidas que respeten los mínimos de los derechos humanos, que no podrán verse desaplicadas y deben mantener equilibrio con las medidas de seguridad sanitarias.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos adoptó el 10 de abril de 2020, la Resolución I/2020: Pandemia y Derechos Humanos en las Américas, cuya parte C Resolutiva contiene 85 recomendaciones a los gobiernos de los Estados miembros y 7 principios y obligaciones. Abarca los derechos económicos, sociales, culturales y ambientales; estados de excepción, restricciones a las libertades fundamentales y Estado de Derecho, Grupos en situación especial de vulnerabilidad; Personas mayores; Personas privadas de la libertad; Mujeres; Pueblos Indígenas; Personas migrantes, solicitantes de asilo, personas refugiadas, apátridas, víctimas de trata de personas y personas desplazadas internas; niños, niñas y adolescentes; personas LGBTI; Personas afrodescendientes; Personas con discapacidad; Cooperación internacional e intercambio de buenas prácticas.

Este aspecto es sin duda muy importante en la configuración de las nuevas reglas que se están aplicando y los cambios que afectarán todo el catálogo de los derechos humanos que con su carácter progresivo han logrado gestar una nueva plataforma de protección básica en las sociedades modernas, sin embargo, la aparición del COVID y sus efectos implican ya la limitación de ciertos derechos, ya que el derecho a la salud y la salvaguarda de la vida de las personas se coloca de manera prioritaria por encima de otros derechos que ven restringida su aplicación en orden jerárquico de garantías donde prevalece que las medidas sanitarias son indispensables y requisito sine qua non para poder ejercer los subsecuentes derechos universales.

La estructura que los distintos países han determinado para la reapertura de los negocios del sector varía en diseño, en la plataforma jurídica en la que se sustentan y en la arquitectura de como operar el modelo, pero todos coinciden como lo señala la Organización Mundial de Turismo (OMT) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), que la SEGUIRIDAD INTEGRAL DEL VISITANTE SERÁ CENTRAL para la Fase de reactivación y reapertura gradual de la actividad y el reposicionamiento que cada uno de los destinos habrá de tomar, considerando como premisa que este factor es imprescindible en el marco de la competitividad del sector.

En este contexto los países han considerado tres modelos básicos para enfrentar las subsecuentes etapas:

  1. Un modelo de normas obligatorias como mínimos adicionales a las regulaciones existentes y vigentes para efectos de generar seguridad sanitaria en los centros laborales y en especial los aplicables al turismo.
  1. Un modelo de normas voluntarias que operan por encima de las disposiciones jurídicas previstas en los ordenamientos de salud y laborales.
  1. Considero que se puede construir un modelo que suma los dos anteriores, pero con algunos principios:
    • Un solo protocolo o plan para todas las regiones/estados/comunidades: ejemplo Modelo español (que se encuentra en espera de su aprobación por el Ministerio de Sanidad y que ha desarrollado 21 protocolos por subsector o prestador regulado). UN SOLO PROCOLO SANITARIO NACIONAL.[8]
    • Protocolos/Planes por región (en esquema federal) incluso propuesto en Italia, con certificaciones voluntarias (en México se cuenta con programas como el Distintivo “H” o Punto Limpio, que son de aplicación voluntaria).

Los elementos que se han considerado para la elaboración de los distintos modelos y que confluyen hacia una regulación identificada como Protocolo, Lineamientos, Criterios, Planes (según cada normativa definida), deben responder a lo siguiente:

  1. Se debe atender a las medidas tanto para el prestador como para el turista.
  2. Las reglas deben responder y construirse considerando fundamentalmente tres factores:
    • Aforo o capacidad de carga,
    • Distanciamiento social, o,
    • Protección personal con insumos que permitan mitigar las posibles fuentes de contagio.

Habrá que considerar que cada economía o región o entidad incluso -en tratándose de nuestro país- podrá desarrollar un modelo híbrido que considere según el servicio de que se trata los tres factores, porque habrá actividades donde la capacidad de carga sea central para la prevención o bien el distanciamiento social sea lo fundamental, considerando por supuesto esquemas de plazos, calendarios conjunto con semáforos de nivel de riesgo, etc., que permita a los ciudadanos identificar actividades permitidas o prohibidas o esenciales o no esenciales.[9]

3. El Mundo Jurídico Nacional del COVID-19.

Orden federal.-En el marco de todo este contexto, señalamos que la regulación juega también un factor fundamental para mantener la armonía del comportamiento de la sociedad, las normas que se han emitido desde que se decretó en el país el primer caso derivado de la declaratoria mundial de la pandemia son innumerables, esto nos da cuenta de la tendencia del modelo jurídico que existe en  nuestro país que opta por diversificar los acuerdos y decretos para fijar las reglas de cada actividad, sector y la relación entre los actores de la vida jurídica.

Habrá que decir que el mundo jurídico público tiene preferencia por multiplicar las disposiciones a emitir, en nuestra opinión debemos intentar la racionalidad y austeridad en la regulación, esto no implica que dejemos de regular y dejemos fuera los aspectos indispensables que los actores destinatarios de la norma deben conocer y cumplir, sin embargo la multiplicidad de ordenamientos genera confusión e incertidumbre, de la simple revisión del listado de disposiciones, decretos y comunicados que la federación ha emitido en el D.O.F. con corte al 27 de mayo así como los de las entidades federativas con corte al 20 reflejan este comentario: 208 instrumentos federales y 1137 locales.

De los decretos federales emitidos, el 70% se relacionan con la suspensión de términos y actividades, el 23% con medidas de contingencia (actividades esenciales, protección en los centros de trabajo, comunicación, acceso a la información) el 4% se asocia con subsidios (a empresas micro familiares, tarifas de luz, renuncias, financiamiento público por parte de los partidos políticos) y el 2% referente al reconocimiento de la enfermedad y la declaratoria de la emergencia nacional. Los decretos vinculados con la transición hacia “una nueva normalidad” representan el 1% de la totalidad.

A nivel federal no se ha sido emitido ningún instrumento que resulte jurídicamente vinculante al sector turismo. En efecto, desde la Secretaría de Turismo Federal, en colaboración con la Secretaría de Salud, se han emitido diversos Lineamientos que únicamente guardan un carácter voluntario en su aplicación, dado que no fueron expedidos bajo la formalidad de un acuerdo o decreto que hubiera sido publicado en el Diario Oficial de la Federación, de conformidad con la Ley de la materia hoy vigente, por lo que su alcance vinculante resulta de todo analizable y debatible.

El primer documento que se hizo público fue el “Protocolo de atención para personas de nacionalidad mexicana y extranjera que se encuentra en territorio nacional mexicano en centros de hospedaje durante la cuarentena obligatoria por COVID-19”, en el cual se detallaron las acciones deberán seguir los centros de hospedaje del país durante la contingencia sanitaria. Posteriormente, se emitió el documento denominado “Lineamiento Nacional para la reapertura del Sector Turístico”, el cual aglutinó estándares en materia de seguridad sanitaria enfocadas en prevenir y mitigar al máximo los riesgos de contagio.

Estos Lineamientos, como ya mencionábamos, se fundamentan en las buenas prácticas y habría que evaluar su alcance toda vez que incluso se disponen reglas para el transporte aéreo y terrestre y marítimo, la operación en aeropuertos y en puertos, incluso de las medidas a observar por la autoridad migratoria, sin contar con facultades para ello en términos de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal.

Por un lado, sin entrar al análisis del tema de la categoría que se determinó para atender normativamente la pandemia, sí habría que mencionar la primera definición que tomó la autoridad federal al emitir las Declaratorias, tanto por parte del Consejo de Salubridad General como de la propia Secretaría de Salud, considerando como fundamento el mismo que dispone el ACUERDO por virtud del cual se declara como “emergencia sanitaria por causa de fuerza mayor”, a la epidemia generada por el virus SARS-CoV2 (COVID-19), diferenciándose este concepto de lo previsto en el propio artículo 73 constitucional fracción XVI, bases 1a, 2a, y 3a, y que a la letra dispone:

“XVI. Para dictar leyes sobre nacionalidad, condición jurídica de los extranjeros, ciudadanía, naturalización, colonización, emigración e inmigración y salubridad general de la República.

1ª. El Consejo de Salubridad General dependerá directamente del Presidente de la República, sin intervención de ninguna Secretaría de Estado, y sus disposiciones generales serán obligatorias en el país.

2ª. En caso de epidemias de carácter grave o peligro de invasión de enfermedades exóticas en el país, la Secretaría de Salud tendrá la obligación de dictar inmediatamente las medidas preventivas indispensables, a reserva de ser después sancionadas por el Presidente de la República.

3ª. La autoridad sanitaria será ejecutiva y sus disposiciones serán obedecidas por las autoridades administrativas del país.”[10]

Dentro de este marco constitucional es que se actuó de conformidad con lo previsto en la Ley General de Salud según lo dispuesto en su artículo 181, donde se señala que “en caso de epidemia de carácter grave, peligro de invasión, de enfermedades trasmisibles, situaciones de emergencia o (…)la Secretaria de Salud dictará inmediatamente las medidas indispensable para prevenir y combatir los daños a la salud (…)”,  en el 184 que dispone  “que las acciones extraordinarias serán ejercidas por la Secretaría de Salud…”,  y que tendrá, entre otras, las atribuciones para dictar medidas sanitarias relacionas con el tránsito terrestre, marítimo o aéreo, y todas las demás necesarias que la propia autoridad determine,  así como los artículos 15, 16 y 17 que dan marco a la gestión del Consejo de Salubridad General en relación con lo dispuesto por su Reglamento respectivo.

Ahora bien, debe tomarse en consideración que la acción de declarar a la epidemia como una emergencia sanitaria por causa de fuerza mayor y no haberse proclamado una contingencia sanitaria, produjo diversas consecuencias legales en términos del marco normativo secundario, en especial en lo que hace al régimen de suspensión temporal del empleo conforme a lo previsto en los numerales 427 y 429 de la Ley Federal del Trabajo, los cuales actuaron centrales en este momento.

El artículo 427 señala las causas de suspensión temporal de las relaciones de trabajo, y resaltan dos fracciones que distinguen en que modalidades pueden nacer determinadas obligaciones para el patrón:

I. La fuerza mayor o el caso fortuito no imputable al patrón, que produzca como consecuencia necesaria la suspensión de los trabajos,

VII.- La suspensión de labores o trabajos, que declare la autoridad sanitaria competente en los casos de contingencia sanitaria.

El Art. 429 fracción I, ordena que cuando se trate de la fracción I, el patrón debe dar aviso de la suspensión al Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje para que éste, una vez seguido un procedimiento especial, la aprueba o desapruebe. En caso de autorizarla, se fija una indemnización a los trabajadores, la cual no puede exceder de un mes de salario.  En tratándose de la fracción VII, el Art. 429 fracción IV, dispone que el patrón no requerirá aprobación o autorización del Tribunal y estará obligado a pagar a sus trabajadores una indemnización equivalente a un día de salario mínimo general vigente, por cada día que dure la suspensión sin que pueda exceder de un mes.

Por tanto, desde que la autoridad tomó la decisión de declarar como “emergencia sanitaria por causa de fuerza mayor” a la epidemia de enfermedad generada por el virus CSARS-COV 2 (COVID-19), se considera que se actualizó el supuesto de la fracción I del artículo 427 de la Ley Federal del Trabajo y no el de la fracción VII del mismo artículo, lo que produjo que, a pesar de que en forma posterior las autoridades sanitarias ordenaran la suspensión inmediata de las actividades no esenciales, los patrones que quisieran suspender la relación laboral con sus trabajadores, se vieran obligados a solicitar autorización al Tribunal y pagar una indemnización de un mes de salario normal al trabajador y no un mes de salario mínimo general de la zona geográfica correspondiente.

Este contexto de orden laboral es importante para el sector turismo, considerando que esta autoridad en coordinación con la sanitaria han emitido ya nuevos regulaciones que deberán observar todos los prestadores de servicios turísticos como vinculantes, y que son los mínimos para poder operar, pero con independencia de estas disposiciones, no podemos dejar de mencionar normas del ámbito federal que regulan la actividad y que en lo específico se están aplicando para efectos de la Pandemia y que en las siguientes etapas será necesario revisar, considerando el ordenamiento y la autoridad competente que la aplica y que están relacionadas con:

  1. Disposiciones vigentes que regulan la seguridad en los centros de trabajo, previstas en la Ley Federal del Trabajo, su Reglamento, sus Nom’s, así como las emitidas a la fecha por la Secretaría de Salud Federal, el Consejo de Salubridad General y demás disposiciones de este ámbito emitidas durante este periodo de la pandemia.
  2. INAMI-SEGOB/ ADUANAS-SHCP. Los procesos de migración y aduanas.
  3. SENASICA-SAGARPA. Medidas para la seguridad alimentaria en los procesos de importación de alimentos y su manejo.
  4. SCT, para efectos del:
    • Transporte aéreo -de conformidad con lo que disponga la OACI,
    • Transporte terrestre federal por conducto de la Norma Oficial Mexicana que lo regula además de las propias disposiciones generales de la Ley de Autotransporte Federal y su Reglamento, o
  1. SEMAR, en lo relativo al
    • Transporte marítimo por cuanto corresponde a la Ley de Navegación y Comercio Marítimos, así como su Reglamento y las medidas que al efecto tome la OMI y que resulten aplicables al país o bien las correspondiente para los cruceros turísticos.
  1. SSPC- SECTUR y demás dependencias competentes por cuanto hace a la seguridad integral del visitante, como un nuevo requerimiento indispensable en el consumidor.

Un esquema de seguridad y sanidad integral de turismo, tomando en cuenta:

  1. Seguridad física y patrimonial
  2. Seguridad para la salud
  3. Seguridad en la aplicación de controles sanitarios
  4. Seguridad en el control del riesgo en el transporte aéreo, marítimo y terrestre
  5. Seguridad en el control sanitario de cruces fronterizos

Orden estatal.- Por otro lado, en lo referente a los instrumentos estatales, que como se indicó al 20 de mayo sumaban en conjunto 1137 instrumentos relacionados con el COVID-19, en la siguiente gráfica se presenta la lista de publicaciones en sus respectivos medios de difusión institucional:

grafica 1

Fuente: Elaboración propia con información de GEP (Grupo de Estrategia Política).

Cabe anotar que del universo de instrumentos de orden estatal publicados, vinculados con el turismo solo se identifican los que se señalan a continuación, resaltando que están relacionados a temas de financiamiento, incentivos y apoyos para atender la emergencia:

Decretos estatales relacionados con el turismo diversos a la suspensión de plazos y términos

Chihuahua

  1. Acuerdo de la Directora de Turismo de la Secretaría de Innovación y Desarrollo Económico que contiene las Reglas de Operación para el Programa Emergente de Subsidios y Financiamiento para Micro y Pequeñas Empresas del Sector Turístico. (Publicado el 16/05/20)
  2. Lineamientos para la aplicación de los financiamientos a las y los prestadores de servicios turísticos. (Publicado el 29/04/20)
  3. Lineamientos para la aplicación de los apoyos otorgados para la emergencia sanitaria, en el sector turístico. (Publicado el 15/04/20)

Estado de México

  1. Acuerdo por el que se modifica el diverso de la Secretaría de Salud y de Turismo por el que se regula la Prestación de Servicios de Hospedaje al Personal Médico que atiende a pacientes infectados del COVID-19. (Publicado el 18/05/20)
  2. Acuerdo de la Secretaría de Salud y la Secretaría de Turismo por el que se regula la prestación de servicios de hospedaje al personal médico que atiende a pacientes infectados del COVID-19 en el Estado de México. (Publicado el 27/04/20)
  3. Acuerdo de la Secretaria de Turismo por el que se prorroga el diverso por el que se emiten las acciones que llevarán a cabo las unidades administrativas y los órganos descentralizados sectorizados con motivo del COVID-19. (Publicado el 17/04/20)

Yucatán

  1. Decreto por el que se emiten las Reglas de Operación del programa Protección al empleo del sector turístico en el estado de Yucatán. (Publicado el 03/04/2020)

Querétaro

  1. Acuerdo por el que se modifica el similar, que establece la Secretaría de Turismo por el que se emiten las acciones que llevarán a cabo sus unidades administrativas, con motivo de la infección viral COVID-19.(Publicado el 05/05/20)

4. Las Normas para el Turismo.

Considerando que la autoridad federal facultada para ello no ha emitido disposiciones obligatorias que regulen la actividad turística durante la pandemia, en adición a las ya previstas para los sectores en general y lo ya previstas por la Ley General de Turismo (2009) y la Ley General de Salud (1984), la actividad se conduce con base en las regulaciones que al momento han generado el cierre de operaciones de los diversos subsectores que al no ser de carácter esenciales han tenido que suspender operaciones y que deberán atender los nuevos criterios emitidos con fecha 20 de mayo por la propia Secretaria de Turismo Federal en coordinación con la de Salud, así como los correspondientes “Lineamientos técnicos de seguridad sanitaria” ya emitidos para el entorno laboral, estos últimos de carácter obligatorio.

En el andamiaje jurídico aplicable al turismo, existen normas obligatorias y regulaciones voluntarias que están destinadas a regir los temas de calidad en el servicio; desde los 90’s con el nacimiento de la normalización en el sector se generaron las primeras normas oficiales mexicanas y las normas mexicanas que se transformaron en distintos y certificaciones a la que los prestadores de servicios turísticos pueden acceder para acreditar que cumplen con determinados requisitos que les distinguen de otros y los colocan en un espacio de competitividad.

Otros organismos avanzan en la emisión de reglas básicas, como las que formuló la Asociación de Hoteles o el Protocolo para el regreso de los comercios, los servicios y el turismo a la actividad económica durante la amenaza sanitaria COVID-19 de  la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo[11] (CONCANACO Servytur) o el Protocolo de Mesa Segura de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (CANIRAC) el cual adopta las recomendaciones sanitarias internacionales y locales.

Se considera que hay una serie de medidas que deben alcanzar un nivel vinculante y se plantean alternativas para fundar y motivar la expedición de las regulaciones que deben estar relacionas con:

  1. el servicio que es prestado y todos sus aspectos vinculados,
  2. el turista y su comportamiento y reglas a observar y,
  3. la infraestructura o las instalaciones en donde se presenta la actividad.

En este contexto, para el caso de México y su estructura constitucional de orden federal, las normas que rigen al turismo desde su propia normativa y la transversalidad aplicables de disposiciones de terceros ordenamientos, como lo son los relativos en materia de salud y de trabajo, hacen que las definiciones de cómo avanzar hacia una serie de regulaciones de orden nacional impliquen un esfuerzo difícil.

Las normas de orden federal en adición contemplan un régimen de coordinación administrativa, por tanto, las disposiciones en materia de salud están construidas bajo el régimen de ordenamientos generales cuya función es la de distribución de competencias. Contamos con diversos instrumentos centrales para el tema que nos ocupa que son necesarios revisar para efectos de la redimensión del nuevo escenario turístico como son los siguientes:

  • Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos
  • Ley General de Salud
  • Ley General de Turismo
  • Ley General de Protección Civil
  • Ley Federal del Trabajo
  • Normas Oficiales Mexicanas, expedidas en materia de turismo, así como de seguridad y salud en el trabajo.

Estos ordenamientos como ya hemos comentado, están siendo ya aplicados, en sus distintos ámbitos competenciales y más adelante proponemos algunas adecuaciones, pero también en lo más concreto tenemos a las Nomas Turísticas que sin duda deben ser revisadas y actualizadas a fin de integrar los elementos de la nueva normalidad y siendo normas técnicas son los instrumentos idóneos para reglas obligatorias que se conviertan en los mínimos a observar, anotamos las vigentes:

Normas Turísticas

NOM-01-TUR-2002 Formatos foliados y de porte pagado para la presentación de sugerencias y quejas de servicios turísticos relativos a viajes, de alimentos y bebidas y empresas de sistemas de intercambio de servicios turísticos
NOM-05-TUR-2003  Requisitos mínimos de seguridad a que deben sujetarse las operadoras de buceo para garantizar la prestación del servicio.
NOM-08-TUR-2002 Elementos a que deben sujetarse los guías generales y especializados en temas o localidades específicas de carácter cultural
NOM-09-TUR-2002 Que establece los elementos a que deben sujetarse los guías especializados en actividades específicas
NOM-010-TUR-2001    De los requisitos que deben contener los contratos que celebren los prestadores de servicios turísticos con los usuarios-Turistas
NOM-011-TUR-2001  Requisitos de seguridad, información y operación que deben cumplir los prestadores de servicios turísticos de Turismo de Aventura

Asimismo, se cuenta en la plataforma regulativa aplicable al sector con un padrón de normas mexicanas, es decir normas voluntarias a las que pueden acceder los prestadores de servicios turísticos y sobre las cuales también se recomienda su revisión y actualización.

Normas Mexicanas (NMX)
Aplicables al Subsector Destinos Turísticos

REFERENTE NMX-AA-133-SCFI-2013 Requisitos y especificaciones de sustentabilidad del ecoturismo
NMX-AA-120-SCFI-2006 Establece los requisitos y especificaciones de sustentabilidad de calidad de playas
NMX-AA-157-SCFI-2012

 

Requisitos y especificaciones de sustentabilidad para la selección del sitio, diseño, construcción, operación y abandono del sitio de desarrollos inmobiliarios turísticos en la zona costera de la península de Yucatán
NMX-AA-171-SCFI-2013 Requisitos y especificaciones de desempeño ambiental de hoteles en operación. (El proyecto se encuentra pendiente de aprobación final para su publicación en el DOF)
NMX-AA-119-SCFI-2006 Que establece los requisitos y criterios de protección ambiental para selección del sitio, diseño, construcción y operación de marinas turísticas
NMX-AA-162-SCFI-2012 Auditoría Ambiental – Metodología para realizar auditorías y diagnósticos, ambientales y verificaciones del cumplimiento del plan de acción-determinación del nivel de desempeño ambiental de una empresa-evaluación del desempeño de auditores ambientales
NMX-R-050-SCFI-2006

 

Accesibilidad de las Personas con Discapacidad a Espacios Construidos de Servicio al Público – Especificaciones de seguridad

En el sector turismo también se manejan distintivos y certificados, como se observa en el siguiente cuadro:

CERTIFICACIONES, SELLOS, DISTINTIVOS Y RECONOCIMIENTOS APLICABLES AL SUBSECTOR DESTINOS TURÍSTICOS

DISTINTIVO Empresa incluyente “Gilberto Rincón Gallardo”
DISTINTIVO Blue Flag
CERTIFICACIÓN Earth Check
CERTIFICACIÓN Green Key
CERTIFICACIÓN Pueblos Mágicos
DISTINTIVO H  NMX-F-605-NORMEX-2004
DISTINTIVO Distintivo M
DISTINTIVO Distintivo S
DISTINTIVO Punto Limpio
CERTIFICADOS DE CALIDAD AMBIENTAL (PROFEPA) 1. Certificado de Calidad ambiental en manejo integral del agua

2. Certificado de Calidad ambiental en manejo integral de residuos

3. Certificado de Calidad ambiental en infraestructura urbana

4. Certificado de Calidad ambiental en recursos naturales

DISTINTIVO Moderniza Ecoturístico
CERTIFICADO Rainforest Alliance

Así como también estándares de aplicación indirecta que sin duda son indispensable considerar en el marco de las acciones a desarrollar:  

ESTÁNDARES DE COMPETENCIA LABORAL APLICABLES AL SUBSECTOR DESTINOS TURÍSTICOS

REFERENTE EC 0141 CONSERVACIÓN DEL FUNCIONAMIENTO OPERATIVO DE LA RED DE ALCANTARILLADO
EC 0145 CONSERVACIÓN DE LA RED DE AGUA POTABLE
EC 0209 OPERACIÓN DE PLANTAS POTABILIZADORAS
EC 0210 TRATAMIENTO DE AGUAS RESIDUALES CON TANQUE IMHOFF
EC 0214 TRATAMIENTO DE AGUAS RESIDUALES CON LODOS ACTIVADOS
EC 0216 TRATAMIENTO DE AGUAS RESIDUALES CON LAGUNAS DE ESTABILIZACIÓN
EC 0413 GESTIÓN DEL MANTENIMIENTO AL SISTEMA ENERGÉTICO DE INMUEBLES EC 0414 INSTALACIONES DE SISTEMAS DE ILUMINACIÓN EFICIENTES
EC 0415 INSTALACIÓN DE SISTEMAS FOTOVOLTAICOS FIJOS INTERCONECTADOS EN RESIDENCIA, COMERCIO E INDUSTRIA

Sin duda el marco general se encuentra dispuesto por la norma suprema, donde es relevante señalarlo, establece el catálogo de los derechos humanos, tema analizado en estas fechas por cuanto hace a la emisión de regulaciones que limitan su ejercicio, y que han dispuesto como el interés superior la salvaguarda de la vida humana y su salud. Este asunto tan relevante para el estado de derecho, ha sido estudiado por los constitucionalistas como es el caso del Ministro en retiro José Ramón Cossío, quien fue el primero en impulsar la instalación y operación del Consejo de Salubridad General, y que si bien la presente administración no optó por su plena actuación, y definió la figura de “emergencia por causas de fuerza mayor”, también resultó como consecuencia que las entidades federativas y los municipios en uso de sus facultades constitucionales y legales actuaran en su espacio territorial para brindar seguridad a sus habitantes.

Por tanto, los órdenes federal y estatal cuentan con una vasta lista de instrumentos que dan cuenta desde la fase procesal hasta la sustantiva que existen regulaciones para atravesar la crisis, incluso hay planes ya publicados para los procesos de reapertura y reactivación de los distintos renglones de la economía. Pero creemos que debemos avanzar hacia un nuevo andamiaje integral que dé respuesta al turismo ante la nueva etapa Post COVI-19.

Conclusión.

Derivado de la opinión de los especialistas de la salud y de los miembros del sector financiero mundial sobre la probabilidad de que a finales del año 2020 puede darse una nueva ola de contagios y por tanto, las medidas que se determinen en estos momentos deberán al menos estar presentes en los próximos 24 meses, de ahí que los cambios de orden legislativo sean de carácter estratégico y esenciales y en el segundo nivel se trabajen los detalles de las reglas que deberán conducir las relaciones y operación de las empresas en los próximos meses.

Como hemos planteado hay diversas medidas que pueden tomarse y que son imprescindibles para redimensionar el marco normativo del sector, con perspectiva de futuro y con base en los nuevos ejes del Turismo Comprometido sobre el cual deberán desarrollarse las actividades en los nuevos tiempos, es quizá el momento para replantearse el esquema de gestión del turismo, lograr el equilibrio entre el turismo masivo, la salud, el medio ambiente, y el nuevo entorno social estará siendo el gran reto.

Pero vale señalar que las nuevas reglas estarán al límite en donde la autoridad, desde el gobierno hagan uso de mayores restricciones y limitaciones, donde la movilidad de fronteras abiertas que estuvo presente tantas décadas va a cambiar, se necesita gobernanza y más ciudadanía, y en eso el turismo ha dado ejemplo. Los derechos humanos sin duda alguna, estarán en revisión, pero nos encontramos en un momento muy delicado en términos de caer en extremismos, hacer uso punitivo de las normas para obligar al respeto de las condiciones que todos sabemos que necesitamos para cuidar de nuestra salud, será necesario conocer nuestros derechos, pero también nuestros deberes y obligaciones, voltear a ver lo colectivo sin dejar de reconocer nuestros ámbitos individuales, pero en esta línea habrá que replantear las normas jurídicas que puedan serle útiles al sector en términos de gestión desde lo local.

Algunas Propuestas.

Se identificaron los diversos documentos que han emitido tanto organismos internacionales como nacionales a fin de ponderar su incorporación como reglas obligatorias para efectos de que los prestadores de servicios turísticos cumplan con la normativa Post-Covid-19.

Es importante señalar que la propuesta que se hacen consideró las reglas que podrían establecerse desde los dos ámbitos que se mencionan a continuación e incluso nuestra opinión es que se puede abordar el tema desde una regulación que aplique en estas dos esferas normativas:

Reglas para los prestadores de servicios turísticos y para el turista

    1. Primer nivel.- Reformas a las leyes en la materia.
    2. Segundo nivel.- Norma Técnica/medidas sanitarias o bien una norma oficial mexicana emitida por la Secretaria de Salud en coordinación con la de Turismo y Trabajo y Previsión Social.
    3. Tercer nivel.- Fortalecer el “Sistema de certificación aplicado por la Secretaria de Turismo”
    4. Acciones paralelas.- Medidas emitidas en materia de Protección Civil

Reglas para las instalaciones e infraestructura.

  1. Primer nivel.- Reformas a las leyes en la materia.
  2. Segundo nivel.-
    • Orden federal. Se sugieren los instrumentos mencionados en el rubro anterior.
    • Orden estatal, a través del Bando de Policía y Buen Gobierno:
      • Licencias de construcción y operación.

Los organismos del sector privado y académico han venido integrando desde los diagnósticos hasta una serie de propuestas específicas que se han agrupado de distinta manera y que considera entre otras, algunas de las que ya hemos propuesto en otros análisis y que forman parte del contenido del estudio “Hacia la eficiencia regulativa del sector turismo” que contempla un planteamiento de para facilitar y hacer accesible trámites y autorizaciones.

De promoción

  1. Reorientar un porcentaje del recurso previsto en la Ley Federal de Derechos denominado DNR –actualmente destinada desde el 2019 para Fonatur- para promoción turística.

Fiscales/financieras/económicas

  1. Determinar tasa “0” para turismo de negocios, congresos y convenciones.
  2. Deducibilidad en el porcentaje que se determine para consumo en establecimientos de alimentos y bebidas.
  3. Incrementar el porcentaje de inversión extranjera en las empresas del transporte aéreo.
  4. Reingresar al modelo de fines de semana largo para incentivar el turismo doméstico
  5. Autorizar la depreciación acelerada en empresas con proyectos de reinversión regional.
  6. Disminuir las cuotas de peaje para quienes opten por ir a destinos turísticos en fines de semana.
  7. Deducibilidad en la compra de paquetes dentro del territorio nacional.
  8. Permitir la inversión extranjera en sectores que hasta el día de hoy se ha destinado a capital nacional –como en las líneas aéreas o la inversión en la zona federal marítimo terrestre que opera bajo la modalidad de fideicomisos–, o bien en las zonas en las que existen lagunas –como inversión en las zonas de acantilados o el régimen de terrenos ganados al mar–.

Para el desarrollo

  1. Incrementar el presupuesto para la Secretaria de Turismo Federal.
  2. Para el 2021, generar un presupuesto transversal de tal forma que los proyectos de las diversas dependencias sumen para el sector, considerando desde servicios básicos en localidades seleccionadas hasta reactivación de programas como Pueblos Mágicos.
  3. Reactivar y fortalecer el esquema como el operado por Turissste vinculando al IMSS para ampliar la base.
  4. Incentivar la inversión al facilitar los requisitos federales en materia de uso forestal.

Todas estas medidas son muy importantes y han sido puestas a consideración del Congreso de la Unión en otras oportunidades, incluso antes de la presencia de la Pandemia, las condiciones han cambiado y ante la necesidad de recursos e incentivos para la actividad sin duda se vuelven relevantes, pero hay otras disposiciones que deberán ser consideradas en el análisis. Para ello se propone el análisis de algunos ordenamientos que se consideran esenciales en el marco de una reforma integral y que se plantean a nivel conceptual para una primera aproximación que tengan por:

Finalidad: Construir una nueva agenda legislativa para el turismo que contemple una política regulatoria más allá de la Ley General de Turismo, y que tome en cuenta aspectos formales, administrativos, ambientales, laborales y fiscales que atiendan al menos lo siguiente:

 Agenda Legislativa en Turismo

1. Ley General de Turismo (2009).

Objetivo: Reforma a la Ley General de Turismo a fin de incorporar un concepto más amplio de prestador de servicios turísticos. Además, desglosarlo en el Reglamento, de forma tal que se reconozca la cadena de valor, entre otros planteamientos que redimensionen el rol del turismo en la gestión social y económica de las localidades, considerando el nuevo concepto de “Turismo Comprometido”. Habrá que mencionar que el ordenamiento regulador de la actividad turística fue modificado con cambios estructurales en el 2009 al modificarse su naturaleza de un ordenamiento federal a uno de carácter general por virtud del cual se distribuyeron competencias entre la federación, los estados y los municipios. Su última reforma corresponde al 31 de julio de 2019.

Propuesta: Reforma a los artículos 2º., 3º., 9º., 10º., 51, 57, 58, 62, 63

Temas a incorporar:

  1. Disposiciones generales integrando dentro de los objetivos de la ley la salud en el turismo y sus alcances.
  2. Medidas sanitarias para el turismo.
  3. Certificaciones para la prevención y protección al turismo.
  4. Concepto amplio de turista.
  5. Ampliar las atribuciones para las entidades federativas y la de los municipios para que en términos de la concurrencia y participación en el diseño y aplicación de modelos de certificación, de participación en la ampliación del Registro Nacional de Turismo y su operación descentralizada.
  6. Nuevo concepto en la redimensión del turismo hacia el “Turismo Comprometido”.
  7. Esquemas de coordinación con la Secretaria de Salud Federal y con los Sistemas Estatales de Salud.
  8. Derechos y obligaciones de los prestadores de servicios turísticos, así como de los derechos de los turistas.
  9. Esquemas de capacitación permanente sobre turismo y salud y los nuevos componentes del turismo.
  10. Régimen transitorio

A.1 Reglamento de la Ley General de Turismo.

Adecuar y armonizar las reformas legales con el instrumento secundario, de forma tal que se integren los elementos necesarios para integrar y desarrollar los nuevos conceptos propuestos.

A.2 Norma Oficial Mexicana.

Se sugiere la revisión de las siguientes a fin de que en cada una de ellas se incorpore el tema de salud como requisito obligatorio básico el cumplimiento de lo dispuesto de lo previsto por la Secretaria de Salud, lo previsto por la Ley Federal del Trabajo, como las previstas para el manejo higiénico de alimentos, lo relativo a las medidas de seguridad en los centros de trabajo, entre otras, en adición a las emitidas por la Secretaría de Turismo Federal.

2. Ley General de Salud (1984).

Objetivo: Revisión de la Ley General de Salud y demás disposiciones derivadas, a fin de identificar los temas vinculados con la salud y turismo.

Propuesta: Reformas a los artículos, 3º. 351,352,354,360 y 367.

Temas a incorporar:

  1. La coordinación en materia de salubridad general para efectos de los servicios turísticos con salud.
  2. El establecimiento como parte de los programas especiales uno relativo a turismo y salud, por cuanto se refiere al rol del control de enfermedades que se consideren graves o de transmisión y la visión de cómo hacerle frente en términos turísticos y del impacto operativo en las empresas del sector, incluyendo lo que sea venido trabajando en la materia: protocolos de atención, medidas sanitarias, esquemas de atención de casos identificados,
  3. La formulación de las nom´s o bien en los lineamientos que al efecto se emitan para efectos de la operación en los puntos de ingreso internacional de personas y bienes en coordinación con los criterios que, en su caso, emita la Secretaria de Salud y en el ámbito de la distribución de competencias las entidades federativas a través de los Sistemas Estatales de Salud.
  4. La previsión de un Comité de Turismo y Salud con carácter permanente, que determinará las medidas para atender a los visitantes en casos de emergencias o bien de la presencia de enfermedades transmisibles.
    • Será importante prever la participación además de las autoridades de turismo y migración, las correspondientes a las Secretarias de Marina y Comunicaciones y Transportes por cuanto hace al tema.
  5. La incorporación de un catálogo de acciones o tareas para la Secretaría de Turismo de forma tal que su participación sea activa con voz y en su caso con opinión vinculante en los temas de su competencia.

 3. Ley Orgánica de la Administración Pública Federal (1976).

Objetivo: Incorporar dentro de las facultades de la Secretaria de Turismo las relativas en materia seguridad sanitaria, y su disposición espejo para el marco de actuación de la Secretaria de Salud, y aprovechar para ampliar el marco de actuación de la Secretaria como rectora de la actividad.

Propuesta: Reforma al artículo 39 y 42.

Temas a incorporar:

Incorporar dentro del ámbito de facultades de la Secretaría de Salud y de Turismo, las acciones y tareas de coordinación en materia de turismo y salud, y los programas que, en su caso, además de las normas oficiales mexicanas y técnicas, en adición a las medidas sanitarias que ambas instituciones deberán en su caso, desarrollar para la prevención, protección, atención y mitigación de enfermedades de transmisión, para las instalaciones turísticas y de los turistas.

4. Ley Federal del Trabajo (1970).

Objetivo: Analizar los instrumentos derivados de la Ley Federal del Trabajo relativos a las disposiciones de seguridad e higiene en los centros laborales, considerando cómo tales medidas deberán incorporar los nuevos alcances del virus.

Propuesta: Reformas y revisión a los artículos 42 Bis, 132, 427 fracciones VII, 429 fracciones l y IV, 512.

Temas a incorporar:

  1. Integrar dentro del apartado correspondiente a medidas sanitarias, contingencia, un esquema de turismo y salud, de forma tal que se den las bases para aplicar medidas específicas destinadas a las empresas turísticas, de forma tal que se determinen escenarios alternativos en protección del trabajador y del empleador.
  2. Revisar las fechas previstas para los fines de semana largo, al momento de identificar las fechas conmemorativas

5. Ley Federal de Derechos (1981)

Objetivo: Destinar con fin específico los recursos provenientes de los derechos que se enlistan a fin de fortalecer las haciendas locales y municipales, ya que son estos últimos los que operan y gestionan la operación de los conceptos identificados.

Propuesta: Reformas a los artículos 232-C, y otros relacionados con autorizaciones vinculados a servicios o turísticos y aprovechamientos directos o indirectos de la actividad.

Temas a considerar:

  1. Establecer destino específico de un determinado porcentaje de los derechos por permisos para ingresos en zonas arqueológicas, por aprovechamiento de las zonas federales en ríos para ser redistribuidos hacia los estados a proyectos de orden social y turístico.
  2. Incrementar el porcentaje de participación de los recursos provenientes de la zona federal marítimo terrestre, en todas sus modalidades (terrenos ganados al mar, terrenos perdidos al mar, obras en la zona federal marítimo terrestre) para apoyar la gestión desde lo local en proyectos para la conservación de las playas y atención de temas ambientales y sus efectos, así como replantear la composición de las zonas de distribución territorial allí previstas así como determinar si las áreas en acantilados deben considerar algún cobro por su ocupación y aprovechamiento.
  3. Establecer un nuevo derecho por la obtención de la autorización para permanecer en el territorio nacional de las embarcaciones turísticas que ingresen bajo la modalidad de importación temporal.
  4. Identificar otro tipo de derechos, como los relativos al Registro Nacional de Turismo que actualmente no tienen previsto costo alguno, igual a cero, y analizar la viabilidad de establecer un monto equitativo pero etiquetado al orden estatal.

 6. Ley General de Mejora Regulatoria (2018)

Objetivo: Determinar macro procesos transversales para facilitar la operación de los negocios de orden turístico de forma tal que la aplicación de los costos por transacciones regulativas sea destinada a otras necesidades de la empresa.

Temas a considerar:

  1. Diseñar un mecanismo ad-hoc para las manifestaciones de impacto regulatoria para el sector turismo, que considere su gestión, de forma tal que sea el primer esquema verdaderamente transversal que no solo considere el proceso de forma vertical sino horizontal, y que permite en una sola autorización los distintos permisos o autorizaciones necesarias por tipo de proyecto, de tal manera que se articulen los distintos ordenamientos por ejemplo, para operar un establecimiento de hospedaje en playa o en zonas arqueológicas.
  2. Incorporar el programa denominado CAET, Centros de Atención a Empresas Turística que opero hace algunos años (la pasada administración federal), desarrollado para coordinar el procesamiento de trámites y servicios a nivel local (estados y municipios).

7. Ley de Inversión extranjera (1993)

Objetivo: Ampliar el margen de inversión extranjera en actividades esenciales pero que implican empresas torales en el desarrollo del turismo, como el transporte aéreo.

Propuestas: Reforma al artículo 3º fracción III, inciso y demás aplicables, que incluye también el artículo 9º.

Temas a considerar:

  1. Aumentar la inversión extranjera en las empresas de servicio de transporte aéreo nacional regular y no regular, por encima de los 49% dispuesto en el esquema vigente.

8. Ley General de Pesca y Acuacultura Sustentables (2007)

Objetivo: Incorporar nuevos instrumentos de aprovechamiento sostenible para generar los espacios más adecuados en la distribución de competencias, integrando el componente del turismo social en el mismo.

Propuestas: Analizar la viabilidad de incorporar nuevas disposiciones y ampliar el catálogo de lo dispuesto en los artículos 4º, 11º,

Temas a considerar:

  1. Prever el concepto de sargazo o efectos ambientales costeros, así como esquemas de aprovechamiento del mismo y otros materiales que comprendan nuevos insumos de origen vegetal.
  2. Ampliar el catálogo de funciones del orden estatal, de forma tal que éstas puedan emitir regulaciones técnicas.

Sin duda este catálogo de propuestas aborda solo una parte del posible listado de reformas necesarias o de interés para el turismo desde su perspectiva transversal, por lo que el análisis deberá continuar considerando que, en este momento, las propuestas deben ser visualizadas en términos de abonar hacia una nueva forma de gestión del turismo, como hemos venido señalando.


Referencias

Documentos

Banco Interamericano de Desarrollo Estrategias de Reapertura de Escuelas durante COVID-19. Mayo 2020.

https://publications.iadb.org/publications/spanish/document/Estrategias-de-reapertura-de-escuelas-durante-COVID-19.pdf

 Censos Económicos 2019. Resultados Oportunos.INEGI. https://www.inegi.org.mx/contenidos/programas/ce/2019/doc/pro_ce2019.pdf (Los resultados definitivos se publicaran en julio 2020)

 Comisión Europea. COVID-19: Directrices sobre el establecimiento progresivo de los servicios de transporte y la conectividad. Bruselas, 13.05.2020 C(2020) 3139 final.

https://ec.europa.eu/info/sites/info/files/communication_transportservices_es.pdf

Comisión Europea. Comunicación de la Comisión al Parlamento Europea, al Consejo, Al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones: El turismo y el transporte en 2020 y en adelante. Bruselas, 13.5.2020 Com (2020) 550 final. https://ec.europa.eu/info/sites/info/files/communication-commission-tourism-transport-2020-and-beyond_es.pdf

Comisión Europea. COVID-19: Por un enfoque gradual y coordinado de la restauración de la libertad de circulación y del levantamiento de los controles en las fronteras interiores. Bruselas, 13.05.2020 C(2020) 3250 final. https://ec.europa.eu/info/sites/info/files/communication_freemovement_es.pdf

Comisión Europea. Orientaciones para la reanudación progresiva de los servicios turísticos y para los protocolos sanitarios en los establecimientos de hostería. Bruselas, 13.05.2020 C(2020) 3251 final. https://ec.europa.eu/info/sites/info/files/communication_tourismservices_healthprotocols_es.pdf

CONCANACO YSERVYTUR.  Protocolo para el regreso de los comercios, los servicios y el turismo a la actividad económica durante la emergencia sanitaria COVID-19.

https://www.concanaco.com.mx/documentos/Protocolo-ok.pdf

Fitch Ratigs. México https://www.fitchratings.com/es/region/mexico, https://www.fitchratings.com/research/sovereigns/fitch-downgrades-mexico-to-bbb-outlook-stable-15-04-2020

Gobierno de España. Secretaria de Estado de Turismo y Ministerio de Salud. Guías para la reducción del contagio en el sector turístico emitidas el 10, 13 y 14 de Mayo 2020.

https://turismo.gob.es/es-es/Paginas/Index.aspx

Indicador mensual del consumo privado en el mercado interior, cifras durante 2020. INEGI, Sistema de Cuentas Nacionales de México, 8 de mayo de 2020.

https://www.inegi.org.mx/app/saladeprensa/noticia.html?id=5713

OEA, Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Resolución I/2020 Pandemia y Derechos Humanos en las Américas. (Adoptada el 10 de abril de 2020).  https://www.oas.org/es/cidh/decisiones/pdf/Resolucion-1-20-es.pdf

WTTC. Leading global protocols for the new normal, mayo 2020.

PROTOCOLO%20TURISMO/WTTC%20protocolos/Leading_Global_Protocols_for_the_New_Normal.pdf

WTTC. Leading global protocols for the new normal. Hospitality, mayo 2020.

PROTOCOLO%20TURISMO/WTTC%20protocolos/Global_Protocols_for_the_New_Normal___Hospitality%20(1).pdf

WTTC.Leading global protocols for the new normal. Outdoor shooping destinations/Retail establisments.

Global_Protocols_for_the_New_Normal___Outdoor_Shopping.pdf

Leyes

Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos publicada en el Diario Oficial de la Federación el 5 de febrero de 1917 y su última reforma publicada en el DOF el 6 de marzo de 2020.

Ley de Inversión Extranjera publicada en el Diario Oficial de la Federación el 27 de diciembre de 1993 y su última reforma publicada en el DOF el 15 de junio de 2018.

Ley Federal de Derechos publicada en el Diario Oficial de la Federación el 31 de diciembre de 1981 y su última reforma publicada en el D.O.F. el 9 de diciembre de 2019.

Ley Federal del Trabajo publicada en el Diario Oficial de la Federación el 1 de abril de 1970 y su última reforma publicada en el DOF el 2 de julio de 2019.

Ley General de Mejora Regulatoria publicada en el Diario Oficial de la Federación el 18 de mayo de 2018.

 Ley General de Pesca y Acuacultura Sustentables publicada en el Diario Oficial de la Federación el 24 de julio de 2007 y su última reforma publicada en el Diario Oficial de la Federación el 24 de abril de 2018.

 Ley General de Salud publicada en el Diario Oficial de la Federación el 7 de febrero de 1984 y su última reforma publicada en el D.O.F., el 24 de enero de 2020.

 Ley General de Turismo publicada en el Diario Oficial de la Federación el 17 de junio de 2009 y su última reforma publicada en el DOF el 31 de julio de 2019.

Ley Orgánica de la Administración Pública Federal publicada en el Diario Oficial de la Federación el 29 de diciembre de 1976 y su última reforma publicada en el DOF el 27 de enero de 2020.

 


NOTAS:

[1]  El gobierno federal de México declaró emergencia sanitaria el 30 de marzo de 2020.

[2]  Estos micro negocios aportan el 37.8% del empleo. En Quintana Roo, el 66% de personal ocupado esta en el sector de servicios (INEGI, Censos económicos 2019).

[3] Se ha señalado por los especialistas que los viajeros deberán acostumbrarse a nuevas medidas que si bien incomodas son indispensable para viajar, como es el uso obligatorio de mascarillas, la eliminación de servicios a bordo y medidas como los controles de temperatura o lo que se empezado a denominar el “pasaporte de sanidad o de inmunidad”. Por otro lado, las aerolíneas se niegan a dejar asientos vacíos ya que supondría la quiebra a más empresas del sector, sin embargo, de la otra forma supone subir el costo del boleto hasta en un 50%. La Unión Europea plantea lograr una norma común en su sesión del lunes 18 de mayo, pero compañías como Lufthansa, Air France o Iberia han adelantado protocolos de seguridad en sus primeros vuelos como son, además del uso obligatorio de mascarillas, medidas de distanciamiento social, controles de temperatura o la posible introducción de ya denominado pasaporte sanitario, para certificar que los pasajeros están sanos o son inmunes. El País, 12 de mayo del 2020.

[4] Periódico El País, 12 de mayo del 2020

[5] Ante la pandemia, el Presidente de la República presentó, el 13 de mayo de 2020, la estrategia “la nueva normalidad” para la reapertura en tres etapas: Etapa 1 Municipios de la Esperanza –sin casos de coronavirus-(18 de mayo) Etapa2: Preparación para la reapertura general (18-31 de mayo) Etapa 3: Semáforo semanal por regiones (1° de junio).  El Semáforo Epidemiológico Diario con cuatro colores (rojo, naranja, amarillo y verde). Una semana después, el 20 de mayo, la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, presentó el Plan gradual hacia la normalidad, el cual se basará también en el semáforo señalado, el color del mismo dependerá de la tendencia y ocupación hospitalaria que se registre en CdMx, (color rojo si es mayor a 65%) y estará en coordinación con el Estado de México. Mientras tanto, la CdMx se encuentra en luz roja y se estima se mantenga así hasta el 15 de junio. El 19 de mayo, el gobernador del Estado de México presentó el Plan Regreso Seguro con cuatro ejes generales para la reapertura, la cual será coordinada con la CdMx. El 20 de mayo, las Secretarías de Salud y de Turismo presentaron los Lineamientos Nacionales para la reapertura del Sector Turístico.

[6] Un pasaporte sanitario digital es la opción que pretende promover la Organización Mundial de Turismo. Derivado de un concurso de la OMT, Air Institute y Tourism Data Driven Solutions (TDDD) propuso la aplicación móvil Hi+Card –apoyada por una red de blockchain, con base en Europa-, a través de la cual almacena registros médicos y tiene la finalidad de permitir a los usuarios “viajar con seguridad con un control total de sus datos en todo momento, confianza y trazabilidad.”  Hi+Card incluirá y gestionará certificados y registros sanitarios (vacunas, alergias, diabetes, enfermedades crónicas y su tratamiento, medicamentos).

[7] En el ámbito de los destinos de compras al aire libre, el protocolo se elaboró, según el WTTC, sobre la base de los conocimientos y el marco desarrollado The Bicester Village Shopping Collection tras la exitosa reapertura de sus dos aldeas en China, para abrir de manera responsable estos establecimientos.

[8]  El 9 de mayo de 2020, el Boletín Oficial del Estado del gobierno de España publicó dos Órdenes del Ministro de Sanidad -en el marco de la flexibilización de determinadas restricciones establecidas tras la declaración de estado de alarma y en aplicación de la Fase 1 del Plan para la transición hacia una nueva normalidad- una por la que se establecen las condiciones para la reapertura al público de terrazas de los establecimientos de hostelería y restauración. Otra, por la que se establecen las condiciones  para la reapertura al público de hoteles y alojamientos turísticos La Secretaria de Estado de Turismo en coordinación con el Ministerio de Sanidad elaboro guías específicas para la reducción del contagio por el coronavirus SARS-COV-2. Entre otros, contienen aspectos de servicio, limpieza, desinfección, mantenimiento y gestión de riesgo para los subsectores del sector turístico. Las guías son para: Albergues (10.05.2020); Campings y ciudades vacacionales (10.05. 2020); Campos de golf (10.05.2020); Guías de turismo (13.05.2020); Hoteles y apartamentos turísticos (10.05.2020); Servicios de restauración (10.05.2020); Agencias de viajes (10.05.2020); Balneario (10.05.2020); Oficinas de información turística (10.05.2020); Turismo activo y ecoturismo (10.05.20); Alojamientos rurales (14.05.2020). El 20 de mayo de 2020, la Ministra de Industria, Comercio y Turismo expuso las principales líneas de acción del Plan de Recuperación del Turismo en el que trabaja el Ministerio para “paliar el impacto del COVID-19 en el sector.” Asimismo, anunció la creación de un nuevo modelo de conocimiento para dotar a los municipios de elementos para la toma de decisiones de política turística.”

[9]El Gobierno Federal ha emitido dentro de los diversos instrumentos y acuerdos unos “Lineamientos técnicos de seguridad sanitaria en el entorno laboral”, que si bien no fueron publicados en el DOF., si se considerarían vinculados en el marco de lo previsto en la

legislación laboral, la norma oficial mexicana, así como los Acuerdos emitidos por el Consejo de Salubridad General y la Secretaria de Salud y en consecuencia las sanciones corresponderían a las ya previstas por el ordenamiento madre.

[10] Disposiciones secundarias: Reglamento Interior del Consejo de Salubridad General, publicado en el DOF, 30 de octubre de 2002, en su artículo 1º.- El CSG depende del presidente y tiene el carácter de autoridad sanitaria con funciones normativas y consultivas.

[11] El cual incluye marco normativo, generalidades de sana distancia, recomendaciones generales y protocolos para los comercios; para el ingreso y salida de personas en los negocios; para los trabajadores; para los proveedores; para los clientes o usuarios; de turismo y de protección civil.


Anexos

Anexo 1

anexo 1

Anexo 2

NOM’s SOBRE TURISMO, SEGURIDAD Y SALUD EN EL TRABAJO

NOM-001-STPS-2008

Edificios, locales, instalaciones y áreas en los centros de trabajo-Condiciones de seguridad

NOM-002-STPS-2010

Condiciones de seguridad-Prevención y protección contra incendios en los centros de trabajo

NOM-001-STPS-1999

Relativa a edificios, locales, instalaciones y áreas en los centros de trabajo-condiciones de seguridad e higiene

NOM-004-STPS-1999

Sistemas de protección y dispositivos de seguridad de la maquinaria y equipo que se utilice en los centros de trabajo

NOM-005-STPS-1998

Relativa a las condiciones de seguridad e higiene en los centros de trabajo para el manejo, transporte y almacenamiento de sustancias químicas peligrosas

NOM-006-STPS-2000

Manejo y almacenamiento de materiales Condiciones y procedimientos de seguridad

NOM-124-SCFI-1997

Contratación del servicio de arrendamiento de vehículos

NOM-174-SCFI-2007

Prácticas comerciales-Elementos de información para la prestación de servicios en general.

NOM-005-SCFI-2011

Instrumentos de medición – Sistema para medición y despacho de gasolina y otros combustibles líquidos – Especificaciones, métodos de prueba y verificación

NOM-034-SCT2-2011

Señalamientos horizontal y vertical de carreteras y vialidades urbanas

NOM-037-SCT2-2012

Barreras de protección en carreteras y vialidades urbanas

NOM-010-TUR-2001

Requisitos que deben contener los contratos que celebren los prestadores de servicios turísticos con los usuarios-Turistas

NOM-08-TUR-2002

Elementos a que deben sujetarse los guías generales y especializados en temas o localidades específicas de carácter cultural

NOM-01-TUR-2002

Formatos foliados y de porte pagado para la presentación de sugerencias y quejas de servicios turísticos relativos a viajes, de alimentos y bebidas y empresas de sistemas de intercambio de servicios turísticos.

NOM-127-SSA1-1994

Salud ambiental, agua para uso y consumo humano.  Límites permisibles de calidad y tratamientos a que debe someterse el agua para su potabilización.

NOM-179-SSA1-1998

Vigilancia y Evaluación del control de calidad del agua para uso y consumo humano, distribuida por sistemas de abastecimiento público

NOM-201-SSA1-2002

Productos y servicios.  Agua y hielo para consumo humano, envasados y a granel.  Especificaciones sanitarias

NOM-020-SSA1-1993

Criterio para evaluar la calidad del aire ambiente, con respecto al ozono (O3). Valor normado para la concentración de ozono (O3). En el aire ambiente, como medida de protección a la salud de la población

NOM-009-STPS-2011

Condiciones de seguridad para realizar trabajos en altura

NOM-020-STPS-2011

Recipientes sujetos a presión, recipientes criogénicos y generadores de vapor o calderas – FuncionamientoCondiciones de seguridad

NOM-022-STPS-2008

Electricidad estática en los centros de trabajo – Condiciones de seguridad

NOM-027-STPS-2008

Actividades de soldadura y corte – Condiciones de seguridad e higiene

NOM-029-STPS-2011

Mantenimiento de las instalaciones eléctricas en los centros de trabajo-Condiciones de seguridad

NOM-015-STPS-2001

Condiciones térmicas elevadas o abatidas de – Condiciones de seguridad e higiene

NOM-003-SEGOB-2011 Señales y avisos para protección civil.- Colores, formas y símbolos a utilizar

NOM-025-STPS-2008

Condiciones de iluminación en los centros de trabajo

NOM-068-SCT-2-2012

Transporte terrestre-Servicio de autotransporte federal de pasaje, turismo, carga y transporte privado-Condiciones físico-mecánica y de seguridad para la operación en  caminos y puentes de jurisdicción federal

NOM-036-SCT2-2009

Establece los criterios generales que han de considerarse para el diseño y construcción de las rampas de emergencia para frenado (RE) en carreteras.

NOM-001-ENER-2000 Eficiencia energética de bombas verticales tipo turbina con motor externo eléctrico vertical. Límites y método de prueba

NOM-011-TUR-2001

Requisitos de seguridad, información y operación que deben cumplir los prestadores de servicios turísticos de Turismo de Aventura

NOM-010-TUR-2001

De los requisitos que deben contener los contratos que celebren los prestadores de servicios turísticos con los usuarios-Turistas

NOM-05-TUR-2003

Requisitos mínimos de seguridad a que deben sujetarse las operadoras de buceo para garantizar la prestación del servicio NOM-09-TUR-2002 Que establece los elementos a que deben sujetarse los guías especializados en actividades específicas

M-016-SSA3-2012 Características mínimas de infraestructura y equipamiento de hospitales y consultorios de atención médica especializada

NOM-093-SSA1-1994

Bienes y servicios. Prácticas de higiene y sanidad en la preparación de alimentos que se ofrecen en establecimientos fijos

NOM-251-SSA1-2009 Prácticas de higiene para el proceso de alimentos, bebidas o suplementos alimenticios

 

NOM-194-SSA1-2004

Productos y Servicios.  Especificaciones sanitarias en los establecimientos dedicados al sacrificio y faenado de animales para abasto, almacenamiento, transporte y expendio. Especificaciones sanitarias de productos

 

NOM-025-SSA2-1994

Para la prestación de servicios de salud en unidades de atención integral hospitalaria médico – psiquiátrica

 

NOM-017-STPS-2008

Equipo de protección personal – Selección, uso y manejo en los centros de trabajo

NOM-018-STPS-2000

Sistema para la identificación y comunicación de peligros y riesgos por sustancias químicas peligrosas en los centros de trabajo

NOM-019-STPS-2011

Constitución, integración, organización y funcionamiento de las comisiones de seguridad e higiene

NOM-021-STPS-1994

Relativa a los requerimientos y características de los informes de los riesgos de trabajo que ocurran, para integrar las estadísticas

NOM-026-STPS-2008

Colores y señales de seguridad e higiene, e identificación de riesgos por fluidos conducidos en tuberías

NOM-030-STPS-2009

Servicios preventivos de seguridad y salud en el trabajo. Funciones y actividades

NOM-028-ENER-2010

Eficiencia energética de lámparas para uso general. Límites y métodos de prueba

NOM-030-ENER-2012 Eficacia luminosa de lámparas de diodos emisores de luz (LED) integradas para iluminación general. Límites y métodos de prueba

NOM-031-ENER-2012

Eficiencia energética para luminarios con diodos emisores de luz (leds) destinados a vialidades y áreas exteriores públicas. Especificaciones y métodos de prueba

NOM-032-ENER-2013

Límites máximos de potencia eléctrica para equipos y aparatos que demandan energía en espera. Métodos de prueba y etiquetado.

NOM-022-ENER/SCFI-2008

Eficiencia energética y requisitos de seguridad al usuario para aparatos de refrigeración comercial autocontenidos. Límites, métodos de prueba y etiquetado

NOM-023-ENER-2010

Eficiencia energética en acondicionadores de aire tipo dividido, descarga libre y sin conductos de aire. Límites, método de prueba y etiquetado

NOM-003-ENER-2011

Eficiencia térmica de calentadores de agua para uso doméstico y comercial.  Límites, método de prueba y etiquetado

NOM-004-ENER-2008

Eficiencia energética de bombas y conjunto motor-bomba, para bombeo de agua limpia, en potencias de 0,187 kW a 0,746 kW. Límites, métodos de prueba y etiquetado

NOM-007-ENER-2004 Eficiencia energética en sistemas de alumbrado en edificios no residenciales

NOM-008-ENER-2001 Eficiencia energética en edificaciones, envolvente de edificios no residenciales

NOM-009-ENER-1995 Eficiencia energética en aislamientos térmicos industriales

NOM-01∞0-ENER-2004

Eficiencia energética del conjunto motor bomba sumergible tipo pozo profundo. Límites y método de prueba

NOM-017-ENER/SCFI-2012

Eficiencia energética y requisitos de seguridad de lámparas fluorescentes compactas autobalastradas. Límites y métodos de prueba

NOM-018-ENER-2011

Aislantes térmicos para edificaciones. Características, límites y métodos de prueba

NOM-021-ENER/SCFI-2008

Eficiencia energética, requisitos de seguridad al usuario en acondicionadores de aire tipo cuarto. Límites, métodos de prueba y etiquetado.

NOM-09-TUR-2002

Lineamientos de operación y requisitos generales que deberán cumplir las personas morales o físicas así como las Asociaciones, Federaciones y Centros Educativos, que estén Interesados en ser reconocidos como Entidad Capacitadora y/o Centro de Evaluación

NOM-08-TUR-2002 Que establece los elementos a que deben sujetarse los guías generales y especializados en temas o localidades específicas de carácter cultural

NOM-083-SEMARNAT-2003

Especificaciones de protección ambiental para la selección del sitio, diseño, construcción, operación, monitoreo, clausura y obras complementarias de un sitio de disposición final de residuos sólidos urbanos y de manejo especial.

NOM-081-SEMARNAT-1994

Límites máximos permisibles de emisión de ruido de las fuentes fijas y su método de medición

NOM-016-SEMARNAT-2013

Que regula fitosanitariamente la importación de madera aserrada nueva

NOM-162-SEMARNAT-2012

Que establece las especificaciones para la protección, recuperación y manejo de las poblaciones de las tortugas marinas en su hábitat de anidación.

NOM-131-SEMARNAT-2010

Que establece lineamientos y especificaciones para el desarrollo de actividades de observación de ballenas, relativas a su protección y la conservación de su hábitat.

NOM-001-SSA2-1993

Establece los requisitos arquitectónicos para facilitar el acceso, tránsito y permanencia de los discapacitados a los establecimientos de atención médica del Sistema Nacional de Salud

NOM-009-ZOO-1994

Proceso sanitario de la carne.

NOM-001-CONAGUA-2011

Sistemas de agua potable, toma domiciliaria y alcantarillado sanitario-Hermeticidad-Especificaciones y métodos de prueba

NOM-001-SEDE-2012

Utilización Instalaciones Eléctricas

NOM-002-CNA-1995

Toma Domiciliaria para abastecimiento de agua potable. Especificaciones y métodos de prueba

NOM-003-CONAGUA-1996

Requisitos durante la construcción de Pozos de Extracción de Agua para prevenir la contaminación de Acuíferos

NOM-004-CNA-1996

Requisitos para la protección de acuíferos durante el mantenimiento y rehabilitación de pozos de extracción de agua y para el cierre de pozos en general

NOM-001-SEMARNAT-1996

Establece los límites máximos permisibles de contaminantes en las descargas de aguas residuales en aguas y bienes nacionales, con el objeto de proteger su calidad y posibilitar sus usos

 

NOM-083-SEMARNAT-2003 Especificaciones de protección ambiental para la selección del sitio, diseño, construcción, operación, monitoreo, clausura y obras complementarias de un sitio de disposición final de residuos sólidos urbanos y de manejo especial

NOM-014-ENER-2004

Eficiencia energética de motores de corriente alterna, monofásicos, de inducción, tipo jaula de ardilla, enfriados con aire, en potencia nominal de 0,180 a 1,500 kW. Límites, método de prueba y marcado

NOM-011-ENER-2006

Eficiencia energética en acondicionadores de aire tipo central, paquete o dividido. Límites, métodos de prueba y etiquetado.

NOM-028-ENER-2010

Eficiencia energética de lámparas para uso general. Límites y métodos de prueba RESOLUCIÓN por la que se modifica el numeral 5.1 de la Norma Oficial Mexicana

NOM-024-ENER-2012

Características térmicas y ópticas del vidrio y sistemas vidriados para edificaciones. Etiquetado y métodos de prueba

NOM013-ENER-2013

Eficiencia energética para sistemas de alumbrado en vialidades

NOM-013-ENER-2013

Eficiencia energética para sistemas de alumbrado en vialidades NOTA Aclaratoria a la Norma Oficial Mexicana

NOM-059-SEMARNAT-2010

Protección ambiental-Especies nativas de México de flora y fauna silvestres-Categorías de riesgo y especificaciones para su inclusión, exclusión o cambio-Lista de especies en riesgo.

NOM-029-SEMARNAT-2003 Especificaciones sanitarias del bambú, mimbre, bejuco, ratán, caña, junco y rafia, utilizados principalmente en la cestería y espartería

NOM-059-SEMARNAT-2001

Protección ambiental-Especies nativas de México de flora y fauna silvestres-Categorías de riesgo y especificaciones para su inclusión, exclusión o cambio-Lista de especies en riesgo.

NOM-163-SEMARNAT-ENER-SCFI-2013

Emisiones de bióxido de carbono (CO2) provenientes del escape y su equivalencia en términos de rendimiento de combustible, aplicable a vehículos automotores nuevos de peso bruto vehicular de hasta 3 857 kilogramos

NOM-015-ENER-2012

Eficiencia energética de refrigeradores y congeladores electrodomésticos. Límites, métodos de prueba y etiquetado

NOM-016-ENER-2010

Eficiencia energética de motores de corriente alterna, trifásicos, de inducción, tipo jaula de ardilla, en potencia nominal de 0,746 a 373 kW. Límites, método de prueba y marcado.