• 20 septiembre, 2020 15:06

TURISMO SOCIAL EN EL REINICIO DE LA ACTIVIDAD TURISTICA POST-COVID-19

Rosario Graham Zapata
Junio 2020


EL TURISMO SOCIAL, UN PROGRAMA QUE BIEN VALE RETORMAR PARA LA ETAPA DE REAPERTURA DE LA ACTIVIDAD TURISTICA EN EL MARCO DEL COVID-19                                                              

Introducción

Ante las medidas de confinamiento y “sana distancia” impuestas a nivel mundial por la pandemia del coronavirus SARS-COV-2, en el momento en que empieza a darse una apertura, es inevitable el reflejo de las personas de su “emoción”, una característica de la “esencia común a todos los seres humanos”, en este caso, de salir a un espacio libre, a un parque, a una montaña o a la playa. Además, la intensidad con la que se manifiesta sin importar la edad es indescifrable, una vez más, su esencia de “ser libre” y tener capacidad de elección prevalece ante la adversidad.

Las perspectivas de los Organismos Internacionales especializados, como son el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos y la Comisión Económica para América Latina, entre otros, coinciden en que los países sufrirán una recesión profunda, a nivel mundial, por ejemplo, el Banco Mundial prevé que sea de 5.2% en 2020 y que los ingresos per cápita también disminuyan. De manera particular, el Banco Mundial considera que en América Latina y El Caribe (Junio 8, 2020) la actividad económica se desplome un 7.2% en 2020, lo cual pondría en riesgo “los recientes avances de la región en cuanto al alivio de la pobreza y de la desigualdad “.

Aún el escenario que se presentará, como algo muy superior a la fuerza de una ola de un tsunami o de los vientos de un huracán, es un hecho que el ser humano requiere de momentos especiales de meditación, ejercicio, deporte, recreación y/o esparcimiento. Por ello, en este artículo se asume que la experiencia acumulada del gobierno de México sobre turismo social, deben re orientarse e incluir en las estrategias de la actual administración en sus distintos órdenes de gobierno, incluyendo a los sectores privados y social, a fin de fortalecerlas y optimizar recursos y de esta forma, servir como un instrumento para mitigar los efectos de la pandemia, proteger a la población en situación desfavorable y sobre todo, garantizar su ejercicio de un derecho humano y goce de oportunidades para que viaje.  A continuación, se presentan los principales aspectos del turismo social.

1. Contexto.

En el ámbito internacional, el turismo social se ha plasmado en diversos instrumentos, entre los cuales están los siguientes.

  • La Declaración de Manila de la Organización Mundial del Turismo (OMT) de 1980, establece en el punto 10: “El turismo social es un objetivo que la sociedad debe alcanzar para los ciudadanos menos favorecidos en el ejercicio de su derecho al descanso.”
  • La Declaración Universal de Derechos Humanos, en su artículo 24, establece: “Toda persona tiene derecho al descanso, el disfrute del tiempo libre, a una limitación razonable de la duración del trabajo y a vacaciones periódicas pagadas.”
  • La Declaración de Montreal por una visión humanista y social del turismo de 1996, señala en su artículo 5, entre otros aspectos: “Formando parte de la economía social y solidaria, el turismo social ofrece y ofrecerá cada vez más una oportunidad económica excepcional.”

La Organización Internacional de Turismo Social (ISTO)[1] describe al Turismo social como “Los efectos y fenómenos resultantes de la participación en el turismo, más concretamente, la participación de los grupos de bajos ingresos. Esta participación se hace posible o se ve facilitada por iniciativas de carácter social bien definido “Promueve: “Todo el mundo tiene derecho al descanso y al ocio.”

El turismo social también ha estado presente en la regulación turística de México desde la Ley Federal de Fomento al Turismo de 1974 y continuó en los subsecuentes ordenamientos que estuvieron vigentes en las Leyes Federales de Turismo de 1980, 1984 y 1992[2] y la Ley General de Turismo de 2009 donde se integra quizá con un nuevo alcance al considerar al turismo como prioridad nacional, según lo dispuesto por el artículo 1º. De la Ley General de Turismo, que definió el nuevo marco de concurrencia al establecer la distribución de competencias entre federación, estados y municipios.

Por otro lado, la Ley de la materia, así como su Reglamento (2015) definen al Turismo social de la siguiente manera:

Ley General de Turismo

Reglamento de la Ley General de Turismo

“comprende todos aquellos instrumentos y medios, a través de los cuales se otorgan facilidades con equidad para que las personas[3] viajen con fines recreativos, deportivos, educativos y culturales en condiciones adecuadas de economía, seguridad y comodidad” (Art. 16). “Servicios Turísticos destinados a satisfacer las necesidades de cualquier persona que desee viajar en condiciones de economía, seguridad y comodidad.” (Art. 2, fracción XIX).

Además, la Ley referida, señala que “Las instituciones, dependencias y entidades del sector público del Ejecutivo Federal, de los Estados, de los Municipios y de la Ciudad de México, promoverán entre sus trabajadores el turismo social.” (Art. 17)

En este marco regulativo podemos señalar que el turismo social transitó de ser un segmento de turismo a una forma de hacer turismo y, a su vez, reconocer que, como tal, el turismo debe ser una actividad que permita desplegar el derecho al esparcimiento de todos los mexicanos.

2. Antecedentes

Fue en el año de 1997 cuando se publicó en el Diario Oficial de la Federación el acuerdo por el que se creó el Consejo Nacional de Turismo Social[4], mismo que servía de apoyo para la vinculación de acciones entre el sector público, privado y social. Posteriormente, en el año 2006, se estableció la Política Pública de Turismo para Todos[5], pero no se logró implementar en su totalidad.

Se tiene registro que hasta el año 2015 se realizaron 13 ediciones del Encuentro de la Red Nacional de Turismo para Todos, con un esquema de profesionalización y actualización de tendencias en coordinación con la Organización Internacional de Turismo Social. En ese marco, fueron suscritos diversos instrumentos de coordinación y colaboración, resaltando el Convenio de Colaboración suscrito en el 2013 con ISSSTE Y FOVISSSTE.

 3. Experiencias pasadas.

En el año 2013 considerando todos estos antecedentes y los planes y programas que han estado vigentes y sobre todo, la agenda de turismo solidario que sigue pendiente, se determinó impulsar un programa denominado en origen “Estrategia Nacional de Turismo Social (ENTS)“[6].

Se planteó como su objetivo: “Ampliar la base de mexicanos con posibilidades de viajar y conocer su país prioritariamente en aquellos segmentos de población con limitación de acceso, mediante la articulación de programas y acciones transversales entre la administración pública federal, los gobiernos estatales y municipales, así como con la participación de los sectores social y privado.”

Cuando la ENTS se anuncia, el titular del poder ejecutivo federal señalaba que: “queremos que más personas de todo el mundo conozcan México conocer México no debe ser privilegio de unos cuantos, sino una oportunidad para todos los mexicanos”. Como parte del anunció se indicó que se instruía a la Secretaria de Turismo Federal, al titular del Seguro Social, y del ISSSTE para crear la Estrategia Nacional de Turismo Social, de forma tal que se permitiera a más mexicanos viajar por el país, “pero no de manera asistencial, sino con la creación de programas con el sector privado”.

La estrategia debía brindar facilidades especiales para niños, jóvenes, adultos mayores, personas con discapacidad y familias de bajos ingresos, porque de lo que se trataba es que todos los mexicanos se movieran a lo largo y ancho del país y se tuviera la oportunidad de disfrutar de sus destinos.[7]  La construcción consideró dos estudios:

 1.   Diagnóstico sobre segmentos de bajos ingresos en grandes ciudades y zona metropolitana para la definición de productos de bajo costo.[8]    2.   Diseño e implementación de una estrategia integral de trabajo para impulsar el segmento de turismo social en México.[9]

A partir de los elementos aportados por estos estudios y la visión de la propia dependencia se identificaron una serie de acciones, algunas que pudieron incorporarse a la propuesta de la estrategia final y otros que quedaron pendientes, pero que sin duda se juzgaron importantes para efectos de una segunda o tercera fase del modelo.  Fueron muchos los temas que se estudiaron y que implicaron:

  • La realización de comparativos de las mejores prácticas y experiencias del turismo social en el mundo.
  • La ponderación de un plan nacional de turismo social.
  • La identificación de los posibles socios comerciales, entidades públicas y organizaciones que podrían sumarse una estrategia nacional.
  • El impulso e involucramiento de los distintos órdenes de gobierno y sector productivos en el modelo.

 

3.1 La definición de los ejes estratégicos.

Derivado de los estudios y análisis desarrollados, se consideraron 3 ejes sobre los cuales se debía trabajar la estrategia.

1

Como parte de la instrumentación, se consideró la participación de 5 dependencias: Sedesol (ahora Secretaría del Bienestar), Semarnat, SEP, STyPS, y SECTUR; de organismos públicos se planteó la intervención bajo la conducción operativa del ISSSTE-TURISSSTE y del IMSS, a ISSFAM, DIF, CDI, CONADE, CONADIS, INAPM, INAH, CONACULTA, CONANP, INFONACOT, PROFECO, IMJUVE, FONART, CONALEP, CAPUFE, CPTM (hoy ya extinto) y FONATUR.

Por parte del sector privado y social se propuso el involucramiento de CANAPAT, AHyM, AMAV, AMTAVE y CONCANACO así como CROC, CTM, COR, FETSE y CROM.

Se determinó la definición de segmentos poblacionales y programas que atendieran con subprogramas focalizados a:

 

a.   Jóvenes b. Niños c. Personas con discapacidad d. Adultos mayores e. Familias trabajadoras sin afiliación (independientes-seguro popular)
i. Red de campamentos.

ii. Vive tus pueblos mágicos.

 i. Niños en ruta

ii. Aprende a nadar

i. Adapta T

ii. Profesionalización de guías y grupos especiales

i. Todos a viajar

ii.  Día del adulto mayor

i.    Conoce el mar

ii. Viaja en familia

 

3.2 Componentes

La definición del motor de reservaciones, como el elemento central del Eje de Turismo a tu Alcance, fue un tema que implicaba la posibilidad de hacer realidad la ENTS en su conjunto, para ello se determinó que el motor debía entenderse como un mecanismo para incentivar y potenciar la actividad turística. Se determinó para operar lo siguiente:

  1. Motor de reservaciones: Contratado y operado por el TURISSSTE
  2. Paquete de viaje para 1. Temporadas bajas: Negociadas por el TURISSSTE con apoyo de SECTUR FEDERAL mediante convenios con operadoras. 2. Viajes especializados por segmentos de población: para niños, jóvenes, adultos mayores, familias y personas con discapacidad.
  3. Programas de comercialización con oferta accesible: Identificación de la oferta y capacitación por parte de la empresa operadora del motor (etapa posterior).

Asimismo, se consideró necesario para darle integralidad funcional a la estrategia considerar otras acciones, algunas de ellas que ya venían operando y otras que se incorporarían como nuevas y como parte de la misma, destacan:

  1. La operación de una página web
  2. La puesta en marcha del número 01800-AVIAJAR
  3. Definición de fechas para la Feria Nacional de Turismo Social y Encuentro de la Red de Turismo para Todos.
  4. En el marco de la operación del motor de reservaciones, definición de otros medios para el cobro de los paquetes (vía tiendas de conveniencia, departamentales, incluso pago a través del crédito FONACOT y descuento en nómina.

 3.3 Definición de la marca y estrategia de comunicación.

Este apartado estuvo a cargo del extinto Consejo de Promoción Turística de México[10], se diseñó un logotipo que según lo expresaban los especialistas en marca implicaba un logotipo: “es para la gente, está unida, los colores son vivos, representativos de la cultura mexicana e impactantes, el movimiento es adelante y es inclusivo…todo lo anterior nos da como resultado un logotipo simple, pero con impacto y dinamismo que comunica claramente el objetivo de la estrategia”.

El mensaje se encuadraba en lo siguiente: “debemos comunicar, qué gracias a la Estrategia Nacional de Turismo Social, el viaje por México es una posibilidad real para todos los mexicanos sin excepción, para que se sientan más incluidos y orgullosos de su país.”

Se planteó el siguiente esquema:

2

4. Definición de requerimientos normativos

 Considerando lo previsto en la Ley General de Turismo (2009) en términos de lo definido para el turismo social y demás disposiciones aplicables, determinamos los siguientes instrumentos, los cuales darían viabilidad al esquema que se quería impulsar:

3

Al paralelo trabajamos en:

4

 4.1 Esquemas de financiamiento a considerar[11]

El esquema para el financiamiento implicó todo un reto, considerando la falta de recursos de origen para un programa de tal envergadura, por tanto, se puso en la mesa de análisis algunos de los siguientes esquemas:

  1. Remanentes de TURISSSTE. Para ello era necesario validar las autorizaciones respectivas para que se pudiera hacer uso de los recursos.
  2. Aportaciones de la iniciativa privada. Mediante las promociones en temporada baja, habitaciones de cortesía aportadas por grandes cadenas hoteleras, descuentos en líneas aéreas, cortesía a centros turísticos privados, etc.
  3. Comisión por acceder al motor de reservaciones. Este tema quedaría pendiente de acuerdo con la empresa que en su caso haría la operación del motor.

5. Algunas reflexiones finales.

Sin duda alguna, los efectos derivados de la COVID-19 colocan al turismo mundial y nacional en una posición de dimensiones inimaginables, cuyo proceso de recuperación es incierto. De aquí que se considere la opción de someter las herramientas y mecanismos utilizados en otros momentos, a una especie de reingeniería para ser acondicionados y/o adaptados a las nuevas circunstancias y/o necesidades imperantes. Para ello, se utilizarían los elementos que puedan ser viables para su instrumentación.; se consideraría la escasez de los recursos existentes tanto de orden público, como privado y las restricciones a la movilidad. Es necesario ver más allá de las recetas tradicionales y proponer acciones en otras dimensiones. Para la etapa de recuperación posterior a la reapertura, en donde el turismo doméstico será seguramente el que de los primeros pasos, nos parece que el turismo social debe ser relanzado, porque el turismo doméstico jugara un rol central en su composición.

Esta forma de conocer México, desde lo local y regional, implica el acercamiento a nuestras culturas y comunidades y puede constituir una respuesta para generar economía en ciudades pequeñas, en los pueblos mágicos, en aquellas localidades donde el fin de semana pueda cubrir la operación de las mypimes.

Con todo y las restricciones existentes es posible diseñar un nuevo esquema que de la mano de la Secretaria de Turismo Federal y demás instancias federales, o incluso desde las entidades federativas pueda operar al corto o mediano plazo, pero además sumaría a la agenda solidaria, cuya  estrategia incluye el turismo .

Para ello se requiere una definición institucional, de coordinación y cooperación, un compromiso manifestó de todos los actores que pudieran ser partícipes de este programa, hoy más que nunca se deba pensar en cómo trabajar para darle solución a los mexicanos de esos lugares que tienen las necesidades de empleo y de recursos, que finalmente el turismo busca atender.


Referencias

Acuerdo por el que se crea el Consejo Nacional de Turismo Social publicado en el Diario Oficial de la Federación el 6 de agosto de 1997.

 Banco Mundial. Global Economic Prospect. (Junio 2020). EUA.

file:///C:/Users/Nico/Documents/COVID-19/Quintana%20Roo/ARticulos/turismo%20social/9781464815539%20(1).pdf

 Declaración de Manila de 1980.

 Declaración de Montreal de

 Declaración Universal de los Derechos Humanos

 Decreto por el que se reforman y derogan diversas disposiciones de la Ley General de Turismo, se desincorpora el Consejo de Promoción Turística de México, S.A. de C.V. como empresa estatal mayoritaria y se ordena su disolución y liquidación, se publicó en el Diario Oficial de la Federación el 31 de julio de 2019.

 Ley General de Turismo. Nueva Ley publicada en el Diario Oficial de la Federación el 17 de junio de 2009. Su última reforma publicada en el DOF el 31 de julio de 2019.

 Los 5 compromisos del ISTO. https://isto.international/themes/?lang=es

Reglamento de la Ley General de Turismo. Nuevo Reglamento publicado en el Diario Oficial de la Federación el 6 de julio de 2015. Su última reforma publicada en el DOF el 16 de agosto de 2017.


NOTAS 

[1] Esta organización se creó en 1963 como Buró Internacional de Turismo Social; promueve “el turismo para todos” y el “turismo responsable. Sus 5 ejes son: La accesibilidad, el ambiente, la solidaridad, el comercio justo y la calidad vida.

[2] Leyes abrogadas.

[3] En el artículo 9 de la Ley Federal de 1992, se especificaba “las personas de recursos limitados y con discapacidad” y en las condiciones se agregaba la palabra accesibilidad.

[4]  Su objeto era: “desarrollar una política pública en materia de turismo social que considere a los jóvenes, adultos o miembros de la tercera edad como elemento estratégico para el desarrollo del país, así como el generar más espacios para la participación de la sociedad en la prestación de servicios, enfatizando e impulsando su capacidad autogestiva en un marco de desarrollo sustentable.”(Segundo).

[5]  Puso al alcance de jóvenes, adultos mayores, familias y personas con capacidades distintas, la posibilidad de disfrutar de los destinos turísticos con igualdad de oportunidades.

[6] Este programa nace en la administración 2012-2018, operado en su inició por el entonces Subsecretario de Turismo Carlos Joaquín González, actualmente Gobernador del estado de Quintana Roo, siendo titular de la SECTUR FEDERAL, Claudia Ruiz Massieu.

[7] El modelo general presentaba como idea central el esquema que opera en Europa por medio del cual todos los nacionales tienen derecho, incluso como un beneficio laboral o bien formando parte de la curricula de los estudiantes de conocer su país –según lo explicaría en una de las primeras reuniones Juan de la Luz Enríquez Kanfanchi, que operaba como Director General de Programas Regionales de la SECTUR FEERAL y concebía esta idea como un programa que había que desarrollar en toda su dimensión.

[8] Universidad Anáhuac-CONACYT.

[9] Estudio contratado por ISSSTE bajo la coordinación de TURISSSTE, bajo la titularidad de Juan Carlos Arnau, quien en ese momento impulsaba el programa desde esta oficina y diseñaría los elementos de la operación.

[10] El Decreto por el que se reforman y derogan diversas disposiciones de la Ley General de Turismo, se desincorpora el Consejo de Promoción Turística de México, S.A. de C.V. como empresa estatal mayoritaria y se ordena su disolución y liquidación, se publicó en el Diario Oficial de la Federación el 31 de julio de 2019.

[11] El Subsecretario Joaquín pidió diversos análisis de viabilidad financiera a fin de poder garantizar la operación del programa y su autosuficiencia, determinando además de los señalados otros elementos indispensables para su gestión, que llevaría a considerar otras fuentes de financiamiento.