Por Beka Avila


Querido lector, cuando empecé a escribir en este bello espacio, me hice una promesa: escribir artículos satíricos, cómicos y ligeros. Quería que mi columna fuera un acercamiento divertido a la política, una forma más “light” de informarse. Mi objetivo era que, al menos por 3 minutos, pudieran reír y disfrutar de la política. Hoy esta laboral ya me resulta imposible. Durante toda la semana estuve pensando en temas para publicar, pero, en el contexto actual, no encontré uno solo del que pudiera hacer chistes o bromas. Cómo uno puede reírse cuando literalmente el país es un río de sangre, cuando existen, de manera “oficial”, 12,737 homicidios, con un promedio de 87 diarios. El pasado mes de Mayo, verdaderamente ¡nos dio en la madre!, pues al día de hoy, se considera como el mes más violento del en lo que llevamos del año, con un total de 2 mil 833 homicidios, 279 más que en abril.  Eso sí, aparentemente los feminicidios bajaron, el último mes nomás tuvimos 77, sumando un total de 396 casos hasta el 1 de junio. Con 11 periodistas asesinados en esta primera mitad del año, Afganistán y Ucrania ya se convirtieron en destinos vacacional para los del gremio, y México que era uno de los destinos favoritos del mundo, se convirtió en una fosa colectiva. La brisa veraniega contiene notas de sangre, las lluvias de junio representan a la perfección las lágrimas que todos los días son derramadas, el verano tiene un ambiente fúnebre, los abrazos, tienen balazos. El único mar que percibimos estas vacaciones, es el de sangre, y lo peor, no hay agua para limpiarla, porque desde el punto que lo veamos, estamos varados en una completa sequía.

En lo personal, lo que más me perturba del asunto, es la capacidad de supervivencia que hemos desarrollado, porque los mexicanos ya no vivimos, sobrevivimos. Hemos visto tanto, que ya nada nos asombra. Tal pareciera que en este país no hay delito que llama la atención lo suficiente para que empiece el horario laboral de Palacio Nacional. Con más de 12,737 homicidios tuvieron que asesinar a 3 curas, dentro de una iglesia, atrocidad que desde la guerra Cristera no se veía, para que se empezara a alborotar el gallinero. Lo grave es que los gallinas sólo cacarean, y en vez de buscar soluciones, se tiran la papa caliente el uno al otro, para terminar en lo mismo: “la culpa la tiene Calderón”.  Sí, ese individuo que fue presidente de México hace 16 años, y no niego que México tuvo graves olas de violencia en su sexenio, pero ese hombre dejó el gobierno hace 10 años, y con él viendo la F1, las cosas sólo han ido empeorando. Ya se van a cumplir 4 años desde que López ganó la presidencia, 3 años con la Guardia Nacional en las calles, y lo único que ha transformado, es la cifra de muertos que cada día va en aumento.

Definitivamente hay mucho que criticarle al gobierno, pero también me gustaría reconocer que nuestro presidente ha cumplido su promesa de política pública: “abrazos no balazos”. Mientras el crimen se la pasa tirando balazos, nuestro presidente, cual osito cariñosito se la vive repartiendo abrazos ¡Abrazos a los criminales y a sus madres en Sinaloa!  ¡Abrazos a los corruptos que provocaron el incidente de la línea 12 del metro! ¡Abrazos al misógino que abusó de mujeres e iba a ser congratulado con un viajecito a Panamá! Y al pueblo que votó por él, también le tocan abrazos, sólo que esos, van con balazos.

Nota: Todos los datos y estadísticas fueron obtenidos de Nacional. (2022). Mayo violento: es el mes con más homicidios dolosos en 2022. 21 de junio de 2022, de El Financiero Sitio web:

https://www.elfinanciero.com.mx/nacional/2022/06/20/mayo-violento-es-el-mes-con-mas-homicidios-dolosos-en-2022/